Con Mt. Rainier el usuario podrá transferir archivos a través del navegador Windows Explorer o grabarlos en un CD-RW con la seguridad de que funcionarán en los lectores de CD que vayan apareciendo. Otra gran ventaja que aporta este estándar, de momento llamado Mt. Rainier, es la reducción del tiempo necesario para formatear el CD-RW a menos de un minuto, ya que es posible empezar a grabar archivos antes de que se haya finalizado el formateo que con otras tecnologías dura alrededor de 20 minutos.

En principio, la mayoría de los lectores de CD-R/RW de 48x incluirán soporte para Mt. Rainier integrado, por lo que es previsible que el resto de la industria apoye este estándar. Asimismo, algunas unidades de DVD regrabable como los modelos de próxima generación de DVD+RW, también incluirán soporte para Mt. Rainier.

Una de las principales ventajas de los lectores Mt. Rainier es que no requerirán un programa específico de grabación de CD-RW para “arrastrar y soltar” los archivos en el disco, ya que el soporte para ese sistema operativo estará integrado. De momento, ése es el problema, ya que actualmente sólo el kernel de Linux 2.4.19 ofrece este soporte. En este sentido, aunque Microsoft prometió incluirlo en Windows XP, finalmente no lo hizo. Se espera que la próxima versión de Windows, con nombre en código Longhorn, sí lo incorpore.

De todos modos, si no se quiere esperar al lanzamiento de Longhorn, se puede usar la versión 3 de WriteCD-RW Pro de Software Architects (70 dólares) o Roxio Easy CD Creator 5.2, que hacen posible disfrutar de casi todas las características de Mt. Rainier.

Microsoft, Compaq, Sony y Philips forman el Mount Rainier Group que definió en un documento (que se licencia de forma gratuita a través de Philips en www.licensing.philips.com) la estructura lógica de Mt. Rainier.

www.softarch.com

www.roxio.com