Un portavoz del rotativo, Toby Usnik, confirmó el ataque del gusano y explicó que procedieron a poner parches para prevenir problema futuros. Sin embargo, Usnik no comentó en que programas se instalaron dichos parches. Del mismo modo declinó efectuar cualquier tipo de comentario sobre la cantidad de trabajadores que se han visto afectados por el gusano. Una vez descubierto el problema, el personal de mantenimiento desvió parte de su red hacia un servicio de almacenamiento.

En toda la historia del periódico, es la primera vez que un gusano consigue infectar equipos.