El terminal portátil de lotería ya está distribuido en fase de pruebas en 6.000 puntos de venta del cupón, y a partir de ahora la ONCE comenzará a implantarlo entre sus 23.000 vendedores a un ritmo de 500 por semana.

El terminal, de 750 gramos de peso y 21 cm de peso, está adaptado para que las personas ciegas lo puedan manipular sin problemas. Está dotado de una impresora térmica para imprimir el ticket, que tiene la misma validez que el cupón tradicional, y de un escáner de códigos de barras para comprobar los cupones premiados, controlar las ventas y transacciones y la devolución de los mismos.

El conversor texto-voz permite oír los mensajes que recibe el vendedor a través del terminal, que está conectado permanentemente a la red central de la ONCE a través de la red GPRS de Telefónica. El terminal ha sido desarrollado por la ONCE, Telefónica, y por los líderes en la fabricación de terminales móviles de juegos y TPV: Gtech e Ingenico.

Asimismo, el dispositivo cuenta con mecanismos de seguridad y cifrado de datos, es resistente a los impactos, y sus baterías se recargan en una cuna. En un futuro, será posible el cobro electrónico del cupón mediante tarjeta de crédito en el mismo terminal.

Se trata del primer sistema de loterías del mundo que utiliza terminales móviles con comunicaciones inalámbricas (GPRS), y esta iniciativa forma parte de una nueva fórmula de juegos activos cuyo primer ejemplo se presentará el 17 de octubre.

www.once.es