Según Microsoft, los usuarios de Messenger podrán contactar con sus amigos usando su cuenta del servicio si descargan Skype. “Podrán comunicarse por chat de vídeo y mensajería instantánea como siempre y además descubrir nuevas formas de mantenerse en contacto con Skype en sus móviles y tablets”. 

El 15 de marzo, Messenger seguirá funcionando como siempre para los usuarios de sobremesas pero los usuarios registrados verán un banner preguntándoles si desean cambiar a Skype. Si se cliquea el banner se descargará e instalará Skype, al tiempo que se desinstalará Messenger. Después de esa fecha los usuarios de sobremesa de Messenger no podrán acceder al programa y solo tendrán la opción de cambiar a Skype.

Solo los usuarios de las más nuevas versiones de Messenger verán el citado banner; los usuarios de las versiones más antiguas tendrán que descargarse Skype manualmente.

Con esta medida Microsoft pretende potenciar la adopción de Skype, que compró por 8.500 millones de dólares en 2010.