Según un estudio de la multinacional de software Sage, sólo el 17 por ciento de las empresas españolas de menos de 100 empleados están preparadas actualmente para operar en euros. El resto se encuentra todavía lejos de estar capacitadas para realizar el cambio a la moneda única. Alrededor de 300 millones de europeos van a emplear la moneda única a partir del 1 de enero de 2002 con el consiguiente impacto en el mundo de los negocios. Como periodo de transición para adoptar el euro se recomendó del 1 de enero de 1999 al 31 de diciembre de 2001.

Sin embargo, según Helena Fernández, directora general de Sage España, “el nivel de desconocimiento y de retraso en la preparación para la entrada en vigor del euro es más que preocupante”.

www.sage.es