Andersen Consulting ha realizado en colaboración con CIES un estudio acerca del nivel de adaptación de las compañías al cambio derivado de la Nueva Economía. De este estudio se desprende que, aunque la mayor parte del sector de la alimentación y consumo está convencido de que el comercio electrónico es una herramienta clave, y que ofrece nuevas oportunidades, los empleados se sienten intranquilos al percibir que la alta dirección de sus respectivas compañías no está preparando las estrategias necesarias como para aprovecharlas.

Uno de los aspectos más relevantes que se ponen de manifiesto en el estudio es que el 64 por ciento de los entrevistados afirma que su empresa no ha puesto en marcha estrategia alguna relacionada con el comercio electrónico. Tan sólo el 50% más optimista afirmó que frente al comercio electrónico existía una estrategia única, en contra de la opinión del 30% de los directores de informática y los profesionales que participan en el Programa de Gestión puesto en marcha por CIES.

El informe contiene los puntos de vista de los profesionales de más de 100 empresas del sector alimentario y de fabricación de bienes de consumo de todo el mundo. Según sus conclusiones, los altos directivos de las empresas del sector son más optimistas que sus empleados respecto al grado de preparación de sus compañías de cara al comercio electrónico. Esta preparación abarca aspectos como el posicionamiento de la empresa frente a la competencia, el compromiso de la alta dirección y el número de empleados que actualmente están trabajando en iniciativas de comercio electrónico.

www.ac.com