comScore ha estudiado el nivel de penetración de los smartphones en los cinco mercados principales europeos o EU5 (Alemania, España, Francia y el Reino Unido) y el uso que se les da para hacer compras con ellos. Las conclusiones generales indican que la audiencia de venta al por menor en EU5 se duplicó el año pasado, con 1 de cada 6 usuarios de smartphones accediendo a aplicaciones y páginas de venta online desde sus dispositivos. Además, 1 de cada 8 usuarios de smartphones en EU5 compraron a través de sus teléfonos.

Según los datos de referencia de uso de dispositivos móvil con acceso a internet de mayo de 2012 de comScore, el 57% de los españoles posee un smartphone, casi 10 puntos más que la media de EU5 (48,8%).

Sin embargo, sólo el 9,8% de los españoles compran en Internet con sus dispositivos móviles. Pese a todo, comScore observa un importante crecimiento en este tipo de actividad también en nuestro país.

Así, en mayo de 2012, el 16,6% de la audiencia de smartphones de EU5 accedió a páginas y a aplicaciones de venta online, mostrando un incremento de 4,6 puntos porcentuales en el último año. España fue el mercado de mayor crecimiento con un aumento del 141%, con casi 2 millones de usuarios de smartphones accediendo a páginas como Amazon o eBay desde sus dispositivos. Reino Unido fue el mayor mercado en cuanto a número de usuarios con 6,5 millones pero obtuvo la menor tasa de crecimiento con un 74%. Alemania se situó en segundo lugar con 5,8 millones de usuarios en la categoría retail y obtuvo una alta penetración con 22,6%.

Aproximadamente 1 de cada 8 usuarios de smartphones en EU5 (12,4%) compró bienes o servicios desde su dispositivo en mayo de 2012. Entre los 19,5 millones de usuarios de smartphones que accedieron a contenido de venta al por menor, el 75% realizó una compra.

Un análisis de los principales tipos de bienes y servicios comprados mediante smartphones demostró que la ropa o los accesorios (4,3% de la audiencia de smartphones) y los libros (3,2 %) fueron las categorías más populares. Otros bienes o servicios adquiridos por los propietarios europeos fueron productos electrónicos o electrodomésticos (3,1%), entradas (3,1%), y productos de cuidado e higiene personal (2,1%).