El estudio refleja que un 17% de los adolescentes españoles reconocen haber quedado con alguien que previamente ha conocido en Internet –un 5% de los cuales acuden solos a la cita-, y que un 32% de los jóvenes facilitan su dirección de e-mail a personas conocidas únicamente en Internet, datos que reflejan una creciente tendencia a que los niños y adolescentes “afronten los posibles problemas que puede causarles Internet casi completamente en solitario, con las consiguientes decepciones posteriores”, afirma el estudio.

Los más de 2.100 niños de entre 12 y 17 años consultados en España muestran que un 34% de ellos se han sentido en ocasiones incomodados por contenidos inesperados a los que han llegado a través del correo electrónico, el chat o alguna página web. En este caso, un 72% de los niños borra automáticamente este tipo de mensajes, pero el 18% lo contesta, y un 10% pide consulta a un adulto.

En cuanto al spam, que lo lee sólo el 10% de los niños, pero un 22% sigue explorando una página web aunque encuentre en ella contenidos inesperados.

Jordi Jané, portavoz del Congreso en temas de nuevas tecnologías, señala a este respecto que “Internet tiene que ir siempre asociado a un mensaje positivo, pero también es una puerta abierta a los peligros que hay en la sociedad”. Jané añade que “si se tiene en cuenta que un 20% de los usuarios de Internet son menores y que el 75% de los jóvenes europeos navegarán por Internet en 2005, hay que preguntarse quién los está educando para utilizar Internet correctamente”.

Las amenazas de contenidos ilícitos, nocivos o indeseados, como las clasifica Javier Hernández-Ros, de la Comisión Europea, se pueden luchar bajo tres premisas: sensibilización sobre el problema, aprovechar la tecnología, y establecer distintos controles desde diferentes ámbitos, como ISP, compañías de software, padres, etc.

Los niños españoles pasan entre 2 y 6 horas a la semana conectados a Internet. Un 24% se conecta entre 7 y 10 horas, y un 13% lo hace más de 10 horas, y a mayor edad más tiempo de conexión.

Las líneas de acción que se pretenden tomar a nivel internacional para promover una navegación más segura de los niños en Internet están dentro de una serie de recomendaciones y directivas europeas que se aplican desde el año 1999. "La delincuencia en los nuevos medios es inevitable", afirma Hernández-Ros, y para luchar contra ella se promueven redes de denuncia, y la autorregulación y sensibilización de todos los sectores sociales.

www.internetsegura.net