Billetes de transporte, entradas para espectáculos y libros han sido los productos más demandados por los 4,5 millones de internautas que han perdido el temor de efectuar una compra a través de Internet. Y un dato más significativo de la confianza depositada en las compañías que realizan comercio electrónico es la alta tasa de satisfacción en las compras: un 98,1 por ciento de los compradores han quedado contentos.

Por categorías, los billetes de transporte suponen un 31,7 por ciento; las entradas para espectáculos un 17,7 por ciento; libros un 14,4 por ciento; alojamiento un 11,1 por ciento y artículos de electrónica un 10,6 por ciento. Todas estas compras –según el estudio- movieron más de 2.140 millones de euros, cifra que representa un incremento del 16,6 por ciento respecto al año anterior. También, según el estudio, los internautas que compraron en Internet lo hicieron, de media, cuatro veces al año con un gasto medio total de 495 euros.

La comodidad de poder realizar una transacción desde casa impulsó a un 49,9 por ciento a comprar en Internet; el precio fue el segundo factor, con un 34,6 por ciento.

Para pagar, las tarjetas de crédito fueron la opción más empleada. Un 48.3 por ciento lo hicieron de este modo, mientras que un 34,7 por ciento prefirieron el contra reembolso. La transferencia bancaria sólo fue un 13,4 por ciento. El estudio también refleja por qué optan por Internet. Mientras casi el 30 por ciento alega la seguridad en las transacciones, el 23,5 por ciento opina que ve una mayor variedad de productos y un 15 por ciento con un acceso a ofertas y mejores precios.