La propuesta de la Unión Europea para crear un nuevo organismo regulador para Internet se ha encontrado con el rechazo frontal de parte del congreso estadounidense. Cuatro congresistas han mandado un carta al Departamento de Estado norteamericano en la que se arguye que la asignación de dominios debería permanecer bajo la autoridad estadounidense, y que la ICANN tendría que seguir detentando la responsabilidad para asignar direcciones de IP.

www.icann.com