EDS Iberia ha anunciado un nuevo plan estratégico de negocio para los próximos tres años, que tiene como objetivo responder a las iniciativas empresariales en aquellos sectores en los que EDS presta sus servicios.

Mediante este plan, EDS Iberia tiene previsto doblar su cifra de negocio actual, hasta conseguir sobrepasar los 60.000 millones de pesetas al termino del ejercicio fiscal del año 2001.

El pasado año, EDS Iberia facturó 25.000 millones de pesetas, y en los últimos tres años, el crecimiento de la compañía ha sido del 63 por ciento, y según las estimaciones para el actual ejercicio fiscal, la facturación de EDS en España y Portugal se situará cerca de los 30.000 millones de pesetas.

La estrategia para conseguir esta cifra se centra en cinco áreas principales, según Felipe Fernández Atela, presidente de EDS Iberia, “el plan que hemos diseñado tiene el objetivo de situar a EDS como líder del mercado de servicios globales de tecnología de la información en los próximos tres años”. Para ello, la compañía ha adecuado su organización a la demanda del mercado, ha ampliado y diversificado su gama de servicios, “simplificando nuestra estructura y reforzado nuestra capacidad para responder a las grandes iniciativas empresariales que tendrán lugar en los próximos años”, concluye Fernández Atela. Uno de puntos destacables de la nueva estrategia que va a llevar a cabo EDS Iberia, es la potenciación del negocio dentro de sectores claves de la economía, como el financiero, industria o telecomunicaciones.

La compañía tiene previsto facturar a lo largo de 1998 3.000 millones de pesetas en telecomunicaciones.