El sistema Echelon, el cual implica tanto a autoridades de seguridad australianas como europeas y norteamericanas, usa ciertas palabras como bombas, hackers y terrorismo en todas las formas de comunicación electrónica.

El pasado mes de Mayo, el Parlamento Europeo confirmó la existencia de la red de espionaje denominada Echelon, establecida en 1970 e incluía a Australia. El fin de Echelon en dicho continente está redactado por el Consejo de Defensa, cuerpo de inteligencia electrónico de máxima seguridad.