La firma de seguridad calcula que un total de 214 TB de datos se podrían perder durante los juegos, lo que equivale a más de 200 millones de libros. Las cifras muestran que este año supone el riesgo más grande de la historia de los datos corporativos y personales perdidos durante un período olímpico.

Gregory Webb, vicepresidente de marketing de Venafi, declara que “ha habido una explosión de los datos corporativos disponibles para los usuarios desde sus dispositivos móviles. Esto es un peligro real y que a menudo se pasa por alto".

Venafi calcula que 50.000 teléfonos móviles, como el iPhone, se perderán o serán robados en el área de Londres en un período de dos semanas. Se estima que un 40 por ciento de los dispositivos móviles son teléfonos inteligentes y la empresa de seguridad ha advertido de que el riesgo de robo de datos es particularmente alto.

Vale la pena señalar que estas cifras recientes ni siquiera incluyen las cifras relativas a otros dispositivos móviles, como ordenadores portátiles y tabletas. smartphones