DMI Computer, empresa comercializadora de productos informáticos, ha aumentado su facturación en los últimos ejercicios, pasando de 3.400 millones de pesetas en 1997, a 4.800 en 1998 y 5.800 en 1999. El objetivo para el año 2001 es facturar 9.000 millones.

La compañía inició su expansión este año con la apertura de delegaciones en Barcelona, A Coruña y Málaga, en las que ha invertido cerca de 170 millones de pesetas.