La primera gran actualización de Vista, considerada por muchos expertos como fundamental para el despliegue definitivo del sistema operativo (especialmente en entornos profesionales) está disponible oficialmente. Los usuarios interesados pueden abrir manualmente el sistema de actualización, Windows Update, y descargar el paquete de software. No obstante, aquellos que tengan por defecto habilitado Windows Update recibirán automáticamente la descarga, como cualquier otra actualización o parche del sistema operativo, a mediados de abril.

Si los usuarios deciden acceder manualmente al SP1 deberán primero desinstalar la actualización previa antes de adoptar este Service Pack. Asimismo, Windows Update detectará si el usuario tiene determinados controladores que debieran ser actualizados antes de instalar el SP1.

Desde un primer momento, SP1 estará disponible en inglés, francés, español, alemán y japonés. Si el usuario tuviera el sistema operativo en cualquier otro idioma, tampoco podrá tener acceso al Service Pack. Microsoft maneja mediados de abril para ofrecer una actualización de Vista en más lenguas.

www.microsoft.es