La web contiene la información de la institución financiera referente a sus productos, servicios, banca telefónica o información corporativa. De esta manera, el usuario puede realizar pagos, traspasos y transferencias, domiciliaciones, solicitar tarjetas y préstamos o consultar las cuentas desde su propio ordenador. Los clientes pueden supervisar en tiempo real toda la información de su situación financiera y realizar operaciones vía módem. Uno de los servicios más llamativos es Acceso Exprés, un área inteligente que pone a disposición del usuario las operaciones que realice con mayor frecuencia de forma personalizada.