Este artículo realiza un rápido vistazo de los programas de diseño y autoedición que se encuentran preparados para aprovechar las prestaciones de Windows 95.

En primer lugar se analizan dos suites gráficas, paquetes que incluyen varios programas para el diseño gráfico orientado a impresión, que en su configuración mínima deben incluir un programa de ilustración (dibujo vectorial), y un programa de retoque (dibujo en mapa de bits). Se resume también las características de FreeHand 5, programa de ilustración de clara orientación profesional, que aunque no totalmente adaptado a Windows 95, soporta ejecución en 32 bits. Esta característica es fundamental en programas de ilustración y retoque, pues acelera considerablemente las capacidades de proceso.

En la última parte se estudian los dos programas de autoedición disponibles para Windows 95 Publisher 3 y PageMaker 6.0, este último en versión beta todavía.

Cabe comentar que esta disponible ya la versión 4.1 de Adobe Illustrator, aunque no la hemos recibido para esta revisión.

ABC Graphics Suite

Es un conjunto de programas diseñados para funcionar en Windows 95, aunque también se pueden utilizar con Windows NT 3.51, acompañados por un gran número de cliparts (1961 ficheros con varios clipart cada uno), fotografías (9906) y fuentes (387). Esta formado por tres programas principales: Designer 6.0, Picture Publisher 6.0 y ABC FlowCharter 6.0.

Se entrega en un conjunto de 3 discos CD-ROM, de los que el primero contiene los programas, fuentes y algunos cliparts, el segundo el grueso de cliparts, y el tercero las fotografías. La instalación requiere entre 30 y 80 MB de disco duro, y se recomiendan 16 MB de memoria RAM (aunque con 8 funciona), y procesador 486DX/33.

Como complemento se incluye el ABC MediaManager 6.0, un interesante gestor y visualizador de ficheros que permite arrastrar y soltar cualquiera de los cliparts y fotografías que se incluyen en los tres CD-ROM del paquete. Para ello, los propios CD-ROM incluyen ficheros tipo ECF y SBJ que guardan catálogos de las imágenes para su rápida localización. Además permite al usuario crear y gestionar sus propias bibliotecas de cliparts y fotografías soportando más de 50 tipos de fichero, entre los que se encuentran los más habituales (tiff, eps, wmf, bmp, y los propios de los programas de la suite).

La característica más destacada de ABC Graphics Suite es la integración con las aplicaciones de Microsoft Office. De hecho, tras la instalación el usuario podría acceder a las aplicaciones de ABC Graphics Suite desde la barra de botones de las aplicaciones de Office. Soporta OLE 2 y el intercambio de objetos entre aplicaciones se realiza con una extraordinaria flexibilidad.

Las aplicaciones de esta suite están optimizadas para 32 bits. Además soportan multitarea, gestionada en las aplicaciones por la paleta Task Manager, en la que se pueden observar las tareas que se están ejecutando, con posibilidad de detenerlas temporalmente para ceder tiempo de procesador a otras tareas.

Designer es el programa de ilustración de esta suite gráfica. Contiene los requerimientos mínimos de una aplicación de este tipo, si bien la organización de las paletas y opciones de menú resulta algo complicada. Utiliza con profusión las barras de botones para las distintas herramientas y funciones, lo que provoca, a medida que se van activando éstas, que el área de dibujo se vaya encogiendo (mal endémico en las aplicaciones actuales). La cantidad de efectos, transformaciones y rellenos es suficiente, echándose de menos efectos tales como intersecciones y soldaduras de objetos.

En el aspecto de importación y exportación el programa está bien surtido acercándose a los 50 filtros para ambas operaciones.

Picture Publisher es el programa de retoque de la suite, con unas opciones que permiten conseguir efectos y ajustes en ficheros bitmap de forma rápida y sencilla. Se agradece especialmente el Task Manager en esta aplicación, pues permite controlar todos los trabajos de filtrado, transformación e incluso abrir y guardar, suspendiéndolos temporalmente para realizar otros a mayor velocidad. Incluso se pueden preparar listas transformaciones, para ejecutarlas luego a la vez (quizá por la noche).

Destaca asimismo la posibilidad de trabajar con objetos, es decir porciones de bitmaps que se pueden modificar de manera independiente. Los objetos permiten trabajar de manera similar a como se hace en los programas de ilustración, de manera que al seleccionar otro objeto no se pierde la selección actual. Cuando varios objetos ocupan una misma zona de pantalla, se pueden ir seleccionando sucesivamente pulsando el botón del ratón.

Por último ABC FlowCharter es el programa que se emplea para el diseño de diagramas de flujo y organigramas. Un programa que permite realizar de forma rápida representaciones de organigramas y entidades susceptibles de representarse en forma arborescente. Dispone de una extensa librería de 400 símbolos que incluyen los elementos más habituales en este tipo de gráficos. Además permite la creación de entidades nuevas.

Existe la posibilidad de solicitar de forma gratuita el programa Instant 3D, un añadido que permite la creación de efectos y figuras tridimensionales, que en el momento de editarse el paquete no se encontraba disponible.

La documentación escrita es escasa, se limita a un libro con todos los cliparts impresos, y un pequeño manual con consejos para diseño de trabajos. No existe apenas documentación sobre el uso del programa, que se ha de consultar en los diferentes recursos de ayuda.

CorelDRAW! 6.0

El paquete de Corel sigue ocupando una clara posición de liderazgo, pues la cantidad de programas y utilidades que se incluyen dentro de la caja es única. El paquete lo integran cinco programas principales: CorelDRAW 6, Corel PHOTO-PAINT 6, CorelDREAM 3D 6, Corel MOTION 3D 6 y Corel PRESENT 6. Los acompañan un conjunto de utilidades entre las que destacan Multimedia Manager, Font Master, OCR-Trace, Script Editor o Corel Depth. El número de Cliparts es de 25.000 (incluyendo símbolos), 1.000 fotografías y 1.000 fuentes (truetype y tipo 1).

Corel DRAW se entrega en 4 discos CD-ROM, y requiere para su instalación de un mínimo de 60 MB, pudiéndose llegar a necesitar más de 180 MB para una instalación Completa. Requiere 8 MB de memoria RAM y 486DX, recomendándose 18 MB de RAM y 486DX2.

La aplicación principal es CorelDRAW, un programa de ilustración que no ha evolucionado en exceso desde su versión anterior, y que ha recibido pequeñas herramientas adicionales, y acondicionado su entorno de trabajo. Destaca su manejo de persianas de herramientas desde las que se pueden controlar rellenos, transformaciones, y características de los objetos.

Se trata con diferencia del programa con mayor cantidad de transformaciones y manipulaciones disponibles sobre los objetos, lo que a veces va en detrimento de la creatividad del usuario (es muy sencillo crear ilustraciones efectistas).

La integración con otras aplicaciones e intercambio OLE funciona bastante bien. No obstante existe un problema: cuando realiza un doble clic sobre un objeto del Corel incrustado en una aplicación, al abrirse la pantalla de edición no dispondremos de las paletas flotantes. Si resulta que en Corel DRAW, por ejemplo, teníamos la barra como paleta flotante, no dispondremos de ella y poco podremos hacer durante la edición.

Corel PhotoPaint se encarga del retoque fotográfico. Es un programa que también contiene gran cantidad de efectos, pero que destaca por otros aspectos, como por ejemplo la posibilidad de cargar en memoria sólo la parte de un fichero aquella que queremos editar), con lo que se puede acelerar considerablemente su tratamiento. También incorpora un gestor de tareas con posibilidad de suspender y f