Digital pretende abaratar el coste y la producción de sus chips Alpha de 64 bits, tal y como explican algunos analistas. Con este objetivo, la compañía ha firmado un acuerdo con Samsung Electronics que permitirá acercar los procesadores de la compañía a la gama de sistemas de sobremesa. Por el momento, Digital está integrando los chips Alpha en estaciones de trabajo y servidores de gama alta. Esta es la segunda compañía, después de Mitsubishi en marzo de 1993, que firma un acuerdo con Digital para incrementar el interés del mercado por sus procesadores. La unión entre Digital y Samsung dará como resultado un procesador de bajo coste, denominado PCA56, que aparecerá durante el año próximo.