Uno de los mercados que más ha acusado el descenso de la demanda de dispositivos de electrónica de consumo es el de televisores. Así lo indica un estudio de IHS iSuppli, según el cual, en 2012 se suministraron 238,5 millones de televisores a nivel mundial, un 6,3 por ciento menos comparado con los 254,6 millones de unidades venidas el año anterior. La consultora no cree que las ventas de televisores vuelvan a recuperar los niveles de 2011 hasta 2015, año en que está previsto se venderán 253 millones de TV.

“En 2012 las ventas de televisores disminuyeron por primera vez desde hace más de una década, lo que contrasta con las subidas de dos dígitos registradas antes de 2010, una década en la que la ola de reemplazo de TV inundó la industria", afirma Tom Morrod, analista de sistemas TV de IHS. "Algunos factores contribuyeron a la crisis de 2012, como la caída de las ventas en el mercado japonés y la desaceleración de la demanda de televisores de pantalla plana. Aunque las ventas de televisores se estabilizarán en 2013 y el crecimiento volverá en 2014, los mercados desarrollados están saturados con televisores de pantalla plana".

Por tipo de producto, el segmento de televisores LCD cayó por primera vez, con unas ventas de 209,8 millones de unidades, frente a los 211 millones suministrados el año anterior, si bien está previsto vuelvan a crecer ayudados por nuevas tecnologías como Smart TV y UHD (Ultra High Definition). Por su parte, las ventas de TV de plasma también se redujeron, de 17,9 millones a 13,1 millones de unidades en 2012, mientras que los CRT cayeron un 40 por ciento, con 15,5 millones de unidades suministradas. 

A nivel regional, el descenso de Europa Occidental se debió predominantemente a la difícil situación económica, combinada con el fin de apagón analógico. Mercados como Francia, Italia y España han registrado fuertes caídas tras el salto a la TDT producido entre 2010 y 2011, mientras que los descensos en Holanda, Reino Unido, Portugal y Grecia se debieron más a cuestiones económicas. Con todo, mercados de Europa Central, como el alemán, todavía continúan mostrando un fuerte crecimiento.

Según la consultora, el mercado de televisores empezará a estabilizarse en 2012, si bien las ventas experimentarán un crecimiento plano con respecto al año pasado, no superior al 0,3 por ciento. En cambio, en 2014 está previsto que las ventas crecerán un 2,8 por ciento, favorecidas por la Copa Mundial de Fútbol de Brasil y la demanda de países emergentes, especialmente China.