Dell, consciente de la importancia y las dimensiones que está cobrando su división de almacenamiento masivo, ha lanzado una nueva familia de productos dando la oportunidad a pequeñas y medianas empresas de adquirir un producto de calidad a un precio amortizable en un corto período de tiempo.

Las principales ventajas que ofrecen los dispositivos integrados en esta nueva familia se sustentan sobre dos pilares básicos: mejorar la disponibilidad del sistema y ofrecer mayor facilidad de configuración.

Los clientes dispondrán de diferentes modelos en función del protocolo de conectividad que utilice su red: el modelo AX150, para Fibre Channel y el AX150i, para iSCSI. En los dos modelos se ha integrado la tecnología necesaria para soportar hasta diez servidores y seis terabytes de almacenamiento.

La principal ventaja de ambos productos es que son asequibles y fáciles de instalar, ofreciendo una mejor relación entre precio y rendimiento, y siendo totalmente escalables, fiables y fáciles de gestionar. Ventajas que buscan solucionar los problemas derivados del crecimiento exponencial que han sufrido los datos en las empresas en los últimos años.

Ambos productos se encuentran ya disponibles y su precio se sitúa en torno a los 5.700 euros.