Este centro dual piloto para sistemas de Business Continuity (continuidad de procesos de negocio) nace con el objetivo de implantarse en empresas de toda Europa que demandan una serie de necesidades para garantizar la protección, recuperación e intercambio de datos entre centros remotos. En esta plataforma, destinada a sectores como el financiero o Administración Pública, Dell suministra los servidores de alta disponibilidad, mientras que EMC los sistemas de almacenamiento tanto en disco como en cinta. Por su parte, EsatBT conecta los dos centros remotos de almacenamiento mediante la red óptica suministrada por Nortel Networks. Esta red de banda ancha puede llegar a manejar hasta 60 TB de almacenamiento en disco, y hasta 600 TB en cinta, a través de una red de 100 km. como la que se ha desarrollado en los centros piloto de Limerick y Cork (Irlanda).

El sistema permite sincronizar bases de datos, disponer de sistemas de mirroring, recuperar datos en caso de desastre, y asegurar una plataforma segura para continuar los procesos de negocio en grandes corporaciones. Este modelo se encuentra implantando en clientes europeos como las factorías de Mercedes-Benz en Holanda.