La competición, conocida como Defacers Challenge, concede puntos a aquellos hackers que, de manera exitosa, llegan a comprometer el servidor web y desfiguran la página web.

Lo primero que quiere hacer ISS es enterrar esta competición a través de monitorizar sitios web y chat de Internet frecuentados por hackers especializados en modificar los sitios de Internet. La competición se orienta a desfigurar sitios web que funcionan con sistemas operativos como Macintosh, Unix o AIX, entre otros, antes que desfigurar una mayor cantidad de sitios.

El objetivo es desvirtuar cerca de 6.000 sitios y el premio para aquel que acumule más sitios ganará el alojamiento gratuito de un página.

ISS desconoce quién ha sido el hacker que ha organizado este concurso que comenzará el próximo 6 de julio. ISS, a su vez, recomiendan a las empresas que extremen las precauciones así como desactivar aquellos servidores web que no sean necesarios.