Wolfgang Bernhard señaló que son optimistas y que conseguirán la aprobación para empezar las pruebas en las autopistas alemanas en las próximas semanas, tras lo cual aseguró que “empezaremos inmediatamente”.

Según recoge Reuters, las primeras pruebas de camiones semi-autónomos se realizarán en Baden-Wuerttemberg, donde la compañía tiene su sede, aunque el inicio de la producción podría demorarse entre dos y tres años, según el propio directivo, responsable de los vehículos pesados del fabricante alemán.

Google sigue siendo la pionera en este campo y a principios de este mes comenzó a probar sus coches en la ciudad de Austin, Texas, ampliando así el alcance de sus pruebas para reunir información sobre cómo interactúan los prototipos con el tráfico, las condiciones de la carretera y los peatones.

Los grupos tecnológicos y el sector del automóvil señalan que la tecnología para construir los coches autónomos debería estar listas en torno a 2020.