Ya hemos hablado alguna vez de los marcos de fotos digitales, que permiten introducir directamente la tarjeta de memoria de la cámara y establecer una imagen o una secuencia de ellas para adornar la sala de estar y, de paso, mostrar nuestras mejores fotos a los amigos. Pero ¿qué le parecería cambiar cada día el cuadro que preside su salón, o su dormitorio, desde un Van Gogh a unas estupendas vacaciones en el Caribe? Pues también es posible, con los marcos digitales de gran tamaño de Digi-frame. Se trata del modelo DF-1710, que incorpora además otras características, como disco duro de 10 GB y lector de CD-ROM. Lamentablemente, también su precio es mucho mayor: 2.500 dólares (unos 2.200 euros). Más información en www.digi-frame.com.