Con esta disposición del órgano regulador CTC se convierte en el primer operador de cable de España autorizado a actuar como proveedor de servicios de Internet. En virtud de la concesión de la CMT de fecha del 4 de junio de 1998, este proveedor puede ofrecer correo electrónico, acceso a bases de datos, albergamiento telemático (outsourcing), servicios de noticias y acceso para usuarios a la red de Internet a sus futuros clientes.

La licencia de la CMT es uno de los últimos pasos para que CTC pueda poner en marcha su servicio de acceso a la Red a nivel comercial, después de las pruebas piloto que ha estado realizando. El verano del año pasado 147.000 ciudadanos pudieron utilizar su infraestructura para navegar por la Red y en [email protected] 97 realizó una videoconferencia múltiple a través de la red de banda ancha.

La capacidad de la red de fibra híbrida y cable (HFC) y la tecnología de acceso utilizada permiten que los usuarios puedan navegar por Internet a diferentes velocidades, independientemente de la línea telefónica, con capacidades multimedia. En los últimos meses CTC ha desarrollado un test precomercial en Barcelona con usuarios domésticos y pequeñas y medianas empresas.