Según Intel, Teragrid enlazará la potencia de computadoras con una potencia similar a la de 3.300 procesadores Itanium. Esto implica que su capacidad permitiría efectuar 13.6 trillones de operaciones por segundo, o 13,6 teraflops, con la capacidad de almacenar y acceder a más de 450 trillones de bytes de información.

Los investigadores de los Estados Unidos podrán acceder fácilmente a este sistema que permite solucionar problemas científicos así como analizarlos del modo más rápido posible. Algunas de las investigaciones se orientarán a áreas como drogas, sanidad, simulaciones de golpes de coches, energías alternativas y cambios climáticos.

"La familia de procesadores Itanium acerca a los usuarios a un nuevo nivel de características, escalabilidad y un menor coste en alta computación", ha dicho Abhi Talwalkar, vicepresidente y director general de la plataforma Intel para empresas.

TeraGrid estará basado en los procesadores Itanium y McKinley, el nombre del código del segundo producto en la familia de procesadores Itanium y que aparecerá en el mercado en 2002.

www.intel.com