El principal valor añadido de este dispositivo, denominado Blackberry y fabricado por RIM, es que permite a los usuarios estar siempre conectados al servidor de la empresa, con la posibilidad de enviar y recibir correos electrónicos de manera instantánea desde cualquier lugar, lo que hace ganar a cada usuario cerca de 50 minutos al día. Esta ganancia de tiempo se deduce del tiempo perdido de los usuarios mientras se mueve en un taxi o está esperando en un aeropuerto. El dispositivo funciona con tecnología GPRS y posibilita recibir correos electrónicos incluso fuera del país gracias a los acuerdos de roamming con otros operadores.

El dispositivo tiene una apariencia física muy similar al de una PDA pero dotado de un teclado completo para introducir más fácilmente el texto. Además, para que sea aún más fácil su manejo se ha integrado una tecnología similar al texto predictivo de los teléfonos móviles para ganar en tiempo, "algo así como una taquigrafía", ha puntualizado Luis Ezcurra, director general de desarrollo de servicios de Telefónica Móviles de España. Por la pantalla, de grandes dimensiones, se puede navegar mediante un botón "roller" situado en el lateral derecho permitiendo su navegación mediante con una sola mano, no siendo su pantalla táctil.

Pero Blackberry es algo más que una PDA para recibir correo electrónico. Tiene capacidad de voz y puede ser utilizado como un teléfono móvil, con la posibilidad de enviar SMS y navegar a través del protocolo WAP.

En este primer modelo soporta Java 2me lo que abre una puerta para los desarrolladores para aplicaciones horizontales y verticales, específicas para determinados sectores como agentes inmobiliarios o brokers.

Para recibir el correo electrónico, el dispositivo se comunica mediante Lotus Notes, de IBM, y Exchange, de Microsoft, "al ser dos de los sistemas de correo más extendidos por todos los usuarios", añade Ezcurra.

Para su funcionamiento, el usuario tiene que ser cliente de MoviStar Empresas, disponer de un servicio de correo exigido por Blackberry e integrar en la oficina un servidor dedicado para Blackberry con un software que identifique y relacione qué usuarios estarán conectados a este dispositivo.

Por el momento en este dispositivo sólo se pueden recibir correos electrónicos con formato texto, no reconociendo otros formatos como JPG o vídeos.

La conexión en Internet se realiza siguiendo los protocolos HTTP y HTTPS y acepta contenidos en XML. El peso del dispositivo es de 139 gramos y sus medidas son 121 x 76 x 18 milímetros.

RIM tiene acuerdos con otros operadores en el extranjero (Vodafone, RIM o T-Mobile, entre otros) y con Telefónica Móviles no hay acuerdo de exclusividad.

El dispositivo, tanto por sus funcionalidades como por su coste de adquisición y mantenimiento se dirige a un público eminentemente profesional, derivado de la gran cuenta y la PYME. El terminal tiene un precio de 600 euros y la cuota de conexión por empresa es de 4.500 euros para 20 usuarios. Estas dos cantidades son únicas. El precio de la cuota de conexión justifica en gran medida el coste del servidor dedicado y el software instalado tanto en el servidor como en los equipos (PC) de los usuarios que dispongan del terminal.

El coste mensual es de 45 euros por cada línea. A partir de aquí, cada usuario puede optar entre los diferentes bonos que ofrece la operadora en función del volumen contratado, puesto que Blackberry funciona con GPRS.

www.movistar.com