Esta decisión se encuadra dentro de los planes de desarrollo anunciados por Corel en enero de este año que persiguen que la compañía consiga un crecimiento a largo plazo y rentabilidad. En este sentido, Corel ha planificado tres fases. La primera pretende reforzar su posición en el mercado gráfico y gestionar de forma efectiva su división de aplicaciones para ampliar la base de usuarios. En la segunda Corel tratará de utilizar intensivamente las posibilidades de Internet, desarrollando avanzadas funcionalidades web en sus soluciones actuales, así como crear otras nuevas. La última de las fases persigue que la compañía desarrolle nuevas tecnologías para atacar mercados emergentes como el inalámbrico y los servicios web.

Por ello, la compra de Micrografx supondrá, a juicio de Corel, un paso más en la consecución de estos objetivos.

“Por un lado, el mercado de la ilustración por ordenador es un segmento muy importante para nosotros y esperamos que la combinación del demostrado liderazgo de Micrografx en esta área y nuestros puntos fuertes en otras harán que podamos servir mejor a nuestros clientes.”, declaró Derek Burney, presidente y CEO de Corel.

Se prevé que esta adquisición finalice en el cuarto trimestre del año fiscal 2001 de Corel.

www.corel.com