De esta forma, Toshiba no desarrollará, fabricará ni comercializará reproductores y grabadores de HD DVD. De momento, reducirá las ventas del stock remanente a distribuidores para cesar este negocio completamente a finales del mes de marzo.

No obstante, el fabricante ha aclarado que ofrecerá soporte completo a todos aquellos propietarios de productos HD DVD.

Toshiba explica que los últimos acontecimientos en el mercado han propiciado esta decisión. A principios de año, era Warner Bros la que decidía dejar de ofrecer películas en este formato para hacerlo, en exclusiva, con Blu-ray. Era, hasta el momento, uno de los tres mayores estudios de Hollywood en seguir soportando ambas plataformas.

Durante todo el fin de semana se han sucedido diversas informaciones, especialmente en Japón, que aseguraban que Toshiba iba a tirar la toalla por el estándar del DVD de próxima generación. Una decisión que la compañía ha confirmado esta misma mañana.