Un joven de 21 años ha sido condenado a seis años de cárcel en Estados Unidos por un delito de fraude por Internet en el web de subastas eBay. Además, deberá pagar 118.000 dólares a sus víctimas. Entre abril de 2003 y enero de 2004, el acusado trató de comprar y vender mercancía fraudulentamente, como joyas, relojes y ordenadores, a través del sitio de subastas online eBay. Durante este período, engañó al menos a 321 víctimas tratando de robar en torno a 420.000 dólares, aunque las pérdidas reales han sido de unos 120.000 dólares.