La Audiencia Provincial de Salamanca ha confirmado la sentencia dictada por el Juzgado de lo Penal Número 1 de Salamanca, por la que se condenaba a Juan Carlos Calvo Martín, director gerente de Falken Informática, como responsable de un delito contra la propiedad intelectual, derivado de la reproducción no autorizada de programas de ordenador y CD-ROM con música y datos. Este es el resultado de la actuación de la división de antipiratería de Microsoft, que junto a las autoridades policiales y de la BSA, está poniendo a disposición judicial a los distribuidores y ensambladores de PC en España que estén llevando a cabo reproducción no autorizada de programas de la compañía. Calvo Martín ha sido condenado a la pena de 16 meses de multa, con arresto carcelario sustitutorio en caso de impago, debiendo indemnizar a Microsoft Corporation en la cantidad de 18.030 euros por daños y perjuicios.

La primera sentencia a favor de Microsoft tuvo lugar el 23 de julio de 2000, cuando el Juzgado de lo Penal nº1 de Salamanca condenó a Martín como autor de un delito continuado contra la propiedad intelectual, dictando la pena de dieciséis meses de multa a razón de 12,02 euros por día. El condenado interpuso un recurso de apelación contra la sentencia, pero finalmente los jueces han acabado dando la razón a la compañía de Bill Gates.

www.microsoft.com/spain/piracy