Un oficial de dicha convención ha afirmado que "esperamos que sellen este acuerdo, al menos, treinta países". Sobre la importancia de este acuerdo se han referido con casos reales: "recientemente, en un pequeño aeropuerto de Estados Unidos, un hacker consiguió apagar las luces de la pista de aterrizaje con su ordenador y podía haber provocado así miles de muertos". En este caso, la primera medida es acotar el espacio por donde se mueve el hacker.

No obstante, con esta convención no se quiere perder de actualidad otros temas de gran importancia como los fraudes por Internet y todo lo relacionado con los derechos de autor. "Las pérdidas a las que se someten las compañías discográficas son enormes por culpa de los derechos de autor".

Sin embargo, un área que ha quedado completamente excluida es lo concerniente a los actos racistas y, de hecho, este tema se ha aplazado hasta la próxima vista en el mes de julio.