Esta reducción de personal se efectuará de forma inmediata, afectando mayoritariamente a los empleados de la compañía en Estados Unidos en todas sus áreas de negocio. La filial española de CA, que cuenta con un staff superior a 160 personas, no resultará mermada.

“La compleja realidad actual a la que debe enfrentarse CA y muchas otras compañías” es una de las causas aducidas por CA para tomar esta medida de reestructuración que, según la empresa, además orientará mejor a su personal hacia el nuevo modelo de negocio adoptado el pasado año.

Tal y como señala el presidente y CEO de Computer Associates, Sanjay Kumar, “Ha sido una decisión muy difícil para nosotros. Por ello, todos los empleados afectados por esta medida recibirán una indemnización extra por despido, así como otros beneficios por parte de CA”. El coste de las indemnizaciones ascenderá aproximadamente a 20 millones de dólares (3.640 millones de pesetas) que se anotarán en los resultados del trimestre que finaliza el próximo 31 de diciembre de 2001.

www.cai.com