Ni son cajas, ni son tontas. La última generación de televisores acaba con el famoso apelativo de "la caja tonta" y se presentan como equipos ultradelgados que vienen cargados de funciones apoyadas en Internet para convertirse en mucho más que un televisor. Reunimos seis televisores conectados a internet, con una característica en común, todos ellos pueden reproducir contenido en 3D.

El afán por intentar representar imágenes con profundidad en soportes planos, como un televisor o un papel, no es nada nuevo. Ya hace casi dos siglos que Sir Charles Wheatstone inventó el estereoscopio y, desde entonces, muchas han sido las aproximaciones al 3D que ahora parece invadir todos los aparatos de electrónica de consumo.

Cuando vemos algo en el mundo real, cada ojo recibe una imagen con una perspectiva parecida, pero ligeramente diferente, puesto que se encuentran separados unos siete centímetros. El cerebro se encarga de combinar ambas imágenes para proporcionarnos la sensación de profundidad que nos permite, entre otras cosas, calcular distancias. Por ello, cuando se quiere simular una imagen 3D en un soporte plano, es necesario encontrar la forma de proporcionar una imagen ligeramente diferente a cada ojo.

El sistema más conocido seguramente sea el de los filtros de color, las típicas gafas con plásticos rojo y azul, que permiten que cada ojo sólo vea la parte de una imagen que es del color contrario al filtro que tiene (el ojo con cristal azul sólo ve la imagen roja, y el que tiene el cristal rojo, solo ve la azul). Estas imágenes se llaman anáglifos, y tienen el inconveniente (entre otros) de que no se pueden ver en color, puesto que se logra la ilusión 3D a base de filtrar colores.

Para poder ver en color, hay que filtrar usando otra propiedad de la luz que no sea el color, y se opta por la polarización, que es un concepto algo difícil de entender si no se está familiarizado con la naturaleza de la luz, pero que, básicamente, nos permite bloquear parte de la luz dependiendo del ángulo del cristal. Así, si tenemos luz polarizada en vertical, solo la veremos si el cristal también está polarizado en vertical, y si lo giramos 90 grados, la imagen se oscurecerá.

Este sistema es el que utilizan los modernos televisores 3D (y proyectores, y ordenadores...), pero se añade un factor nuevo: las imágenes de cada ojo no se muestran todo el tiempo, sino que durante la mitad del tiempo se ven las del ojo izquierdo y la otra mitad se ven las del derecho, y se van alternando muy rápidamente (cada ojo recibe 60 imágenes en un segundo). Las gafas llevan un circuito que se tiene que sincronizar con el televisor, para tapar y destapar cada ojo según le corresponda. Estas son las gafas activas que se usan habitualmente, y que pueden resultar algo incómodas por tener el peso añadido del circuito y por el parpadeo que puede llegar a percibirse en algunos casos.

Pero hay otra tecnología que permite prescindir del circuito en las gafas usando cristales con polarización circular (se refiere a un tipo de polarización, no a la forma del cristal). Gracias a este sistema (empleado por LG, por ejemplo, en alguno de sus modelos) las gafas son más ligeras, no necesitan sincronizarse y no parpadean.

LG LX9500

El LG LX 9500 es un televisor LED que, como tal, hace gala de una pantalla muy delgada. Sin embargo, se trata de un modelo bastante pesado, lo que le otorga un grado extra de estabilidad del que carecen otros modelos extremadamente ligeros.

La delgadez de su diseño pasa factura al sonido que, aunque es bueno, se le nota algo flojo en los tonos más graves. No obstante, su calidad se mantiene excelente y sin distorsiones incluso si forzamos el volumen al máximo.

Aunque el fabricante de origen coreano también dispone de otros modelos con gafas pasivas, como el LG Cinema, en este caso se opta por una solución de gafas activas, con batería recargable que proporciona 40 horas de uso. No obstante son unas gafas bastante cómodas y las segundas más ligeras.

Una peculiaridad es el comodísimo mando a distancia Magic Motion que se incluye como complemento al mando tradicional. Con Magic Motion podremos apuntar a la pantalla y moverlo para desplazar un puntero con el que pulsar en los botones de los menús. Así con sólo un botón podemos controlar prácticamente cualquier función. Además incluye los botones tradicionales para hacer más cómodo cambiar de canal o variar el volumen.

LG ha implementado un fantástico reproductor multimedia, que nos permitirá ver vídeos en multitud de formatos. En nuestras pruebas con los formatos más populares el único que no ha podido reconocer es el de Real Media (RMVB). Si el contenido está en 3D sólo tendremos la opción de verlo con gafas, pues no cuenta con ninguna función para convertir vídeo a 2D, lo que permitiría verlo a todo el mundo si no se disponen de gafas suficientes.

Podremos conectar el televisor a la red local, ya sea con cable (lo más recomendable) o de forma inalámbrica mediante un adaptador opcional. Al hacerlo podremos acceder a los contenidos de cualquier equipo de la red que sea compatible con DLNA. Incluso LG incluye un CD con el software Nero MediaHome 4 Essentials para hacer de servidor DLNA en nuestro ordenador.

La conexión de red también nos dará acceso a servicios online, con los habituales widgets para ver el tiempo, noticias, YouTube, Picasa, etc. Como punto distintivo también tenemos un acceso a Google Maps, y aplicaciones para acceder a Twitter y Facebook.

Dispone de acceso a Internet TV, pero está limitado (al menos en el momento de probarlo) a los canales de Terra TV y Antena 3. Mucho más completa es la función de Internet Radio.

Dejamos para el final la mención al videoclub online, que corre a cargo de Viewster, y tiene un amplio catálogo de películas para alquilar... en inglés.

www.lg.es

Lo mejor: Puede con casi todos los formatos de vídeo

Lo peor: Sin timeshift ni grabación

Calificación: 8,3

Panasonic Viera VT20

Panasonic apuesta por la tecnología de plasma en lugar de los, cada vez más habituales, TFT-LED. Como podrás suponer, ambas tecnologías tienen sus ventajas y sus inconvenientes. Para empezar, es imposible fabricar un televisor de plasma tan fino y tan ligero como los LED; a cambio, esto puede favorecer el sonido, pues los altavoces necesitan espacio para ofrecer sus mejores características. Esto hace que los graves en el Panasonic sean mejores que en otros modelos, aunque si apuramos la potencia llegamos a apreciar distorsión. Por otra parte, si quieres un televisor 3D de más de 55 pulgadas tu única opción serán estos Panasonic, que se fabrican hasta en 65".

Otro inconveniente del plasma es el consumo y el calor. Basta con poner la mano cerca de la pantalla para percibir el calor que desprende. Incluso cuenta con varios ventiladores en la parte superior para refrigerarlo, y el consumo eléctrico llega a ser cuatro veces mayor que en modelos LCD del mismo tamaño, por lo que a largo plazo resultará más caro, además de las consideraciones ecológicas.

En el lado positivo hay dos factores fundamentales: por una parte cuando un plasma tiene que representar algo negro, simplemente no enciende ese píxel. Cuando lo tiene que hacer un LCD, la retroiluminación debe permanecer encendida, y lo que hace es bloquear la luz, aunque nunca con una efectividad del cien por cien. No obstante, los LCD recurren a diversas argucias para solventar este inconveniente.

Por otra parte, la tecnología de plasma resulta especialmente adecuada para las imágenes en 3D, pues dispone de un tiempo de respuesta mucho menor, que evita las imágenes fantasma y los halos indeseados en movimientos rápidos. Esto hace que resulte especialmente cómoda cuando se utiliza junto con las gafas 3D.

Además, las gafas 3D de Panasonic no oscurecen la imagen cuando las giramos, por lo que podremos ver la película cómodamente tumbados en el sofá. En esta posición, o en otra más vertical, el resultado es excelente, con un realismo fantástico y una visualización cómoda.

El Panasonic Viera VT20 tiene sintonizador de TDT y de satélite integrados, lo que te evitará un aparato más en el salón. Si se conecta un disco duro USB puede grabar y hacer timeshifting, pero el disco debe ser compatible con el TV y hay que darle un formato específico que hará que sólo se pueda leer en ese televisor, ni siquiera en otros del mismo modelo, lo cual limita muchísimo las posibilidades, sobre todo porque en la lista de unidades compatibles sólo encontramos un modelo de disco.

Algo parecido sucede con sus funciones de reproductor multimedia. Nos resultó difícil dar con un disco compatible que pudiera leer, y cuando lo hizo nos encontramos con demasiados formatos incompatibles (en la tabla tienes los detalles).

Conectado a la red puede acceder al contenido de otros equipos mediante DLNA, y dispone de funciones "online", con widgets que permiten el acceso a canales de noticias, portales de vídeo (YouTube y DailyMotion), de fotos (Picasa), algunos canales internacionales de TV y a CineTrailer y Sensacine, donde se pueden ver los avances de las últimas películas. En cambio carece de un videoclub online para poder verlas completas.

Además cuenta con dos aplicaciones que empiezan a imponerse en los televisores: Twitter y Skype, con los que podremos mantenernos comunicados desde el salón.

www.panasonic.es

Lo mejor: Excelente para 3D

Lo peor: Calor y consumo elevados

Calificación: 8,4

Philips Serie 9000

Si no estás seguro de si es el mejor momento para comprar un televisor 3D, o deberías esperar a que haya más contenido, Philips te saca de la duda con sus televisores 3D Ready. Tal como se venden, de serie los equipos no soportan 3D, pero se pueden actualizar comprando un kit que contiene dos gafas activas, fabricadas por XpanD, un receptor de infrarrojos y una memoria USB con la actualización de software que activará las funciones 3D. Su instalación es tan sencilla como conectar el receptor de infrarrojos, pegarlo en el TV y conectar la memoria USB con el software. El solo se actualizará.

Una peculiaridad que hace más cómodas las gafas de Philips es que no es necesario preocuparse de encenderlas y apagarlas: en el momento en que detectan que el TV está en modo 3D las gafas empiezan a funcionar, y se paran tan pronto como el TV se apaga o cambia a modo 2D. Además, Philips permite ver en 2D el contenido 3D, lo que puede resultar muy útil en ocasiones.

El televisor utiliza tecnología LED, pero no apura el grosor en busca del record del televisor más fino, sino que cuenta con un fondo considerable que le permite colocar un altavoz en la parte trasera para reproducir los tonos graves con mayor calidad. No obstante, si apuramos el volumen disponible llegaremos a encontrar importantes distorsiones.

Además, Philips también recurre a los LED en su exterior, con la característica tecnología Ambilight, que proporciona luz ambiental para hacer que sea más cómodo ver la TV cuando estamos a oscuras. Ambilight se puede configurar de varios modos o desactivarlo si no te gusta su efecto.

El mando a distancia tiene un elegante diseño redondeado en aluminio anodizado, pero no resulta especialmente cómodo ni intuitivo, al igual que algunos de sus menús. Lo que si resulta muy cómodo es su manera de identificar los periféricos conectados que, con una sencilla configuración, aparecerán como Blu-ray, consola, etc.

Philips ha resuelto la conexión del cableado colocando los conectores que se usarán más habitualmente de forma lateral para que el cable no aumente la distancia a la pared, mientras que otros conectores de menos uso permanecen en la parte posterior.

El televisor puede conectarse a la red por cable o bien vía Wi-Fi, pues dispone del adaptador integrado de serie. Al hacerlo, accederemos a las funciones de mediacenter vía DLNA y podremos conectarnos a nuestro PC con el software Wi-Fi Media Connect que Philips nos propone descargar de su web, pues aunque entrega un CD, éste sólo contiene el enlace a su página.

Los servicios interactivos incluyen los widgets más habituales, con juegos, noticias, YouTube, etc., destacando una aplicación para acceder a Twitter. Dispone de aplicaciones de radio por Internet e Internet TV, aunque en este caso bastante limitada en cuanto a su oferta. También tiene un navegador con el que podremos acceder libremente a cualquier página web, si bien su compatibilidad es limitada y, por ejemplo, no soporta contenidos en Flash. Por último podemos añadir una aplicación para ver los trailers de las últimas películas que hay en los cines españoles, pero de lo que no disponemos es de una aplicación de videoclub online para alquilar películas.

Un detalle que no hay que despreciar es que el TV de Philips cuenta con un interruptor de apagado total, que nos permitirá evitar consumos residuales por dejarlo en standby.

www.philips.es

Lo mejor: Numerosos servicios online

Lo peor: Sin timeshift ni grabación

Calificación: 7,8

Samsung Serie 8000

La serie 8000 es la más nueva de Samsung y la que más características y funciones incorpora, quedando sólo por debajo de la lujosa serie 9000. El televisor destaca por su delgadez y su fino marco metálico de apenas un centímetro, con el que la imagen parece flotar en el aire. A pesar de su delgadez, ofrece un buen sonido, rico en matices y sin distorsiones.

Samsung ha diseñado la pantalla para que pueda ser instalada sobre su peana o bien completamente pegada a la pared, por lo que todos los conectores ocupan una posición lateral, en un rebaje en la parte posterior. Incluso se ha previsto espacio para los voluminosos euroconectores, gracias a unos cables adaptadores. De este modo ningún cable obligará a separar el televisor más de lo imprescindible. El lado negativo de colocarlo demasiado pegado a la pared es que los conectores USB quedarán inaccesibles, ya que no se encuentran en el borde de la pantalla.

Pero donde Samsung aporta la mayoría de las novedades no es en el hardware, sino en el software y los servicios que ha incorporado a través de su plataforma Smart TV y su centro de control Smart Hub.

Al acceder a Smart Hub nos encontraremos ante la gama de opciones más completa que hemos visto en una televisión. Cuenta con acceso a la tienda de aplicaciones de Samsung, que nos permitirá instalar las más de 300 aplicaciones disponibles, como los habituales widgets de noticias, acceso a portales y similares, pero también aplicaciones de comunicación como Twitter, Facebook y Google Talk. Entre las aplicaciones destaca Samsung Movies, el videoclub de la compañía con las últimas novedades disponibles en alquiler.

Además disponemos de un navegador web completo, con soporte de flash, javascript, bloqueo de publicidad, ventanas múltiples y navegación privada. Pero, lamentablemente, resulta imposible ver videos flash, pues por falta de potencia, o de compatibilidad, avanzan a saltos. Por otra parte, el mando a distancia tiene un comportamiento algo errático y complicado cuando lo empleamos en el navegador, lo que dificulta su uso. Samsung también ha cuidado el diseño de las gafas 3D que acompañan al televisor, que resultan, probablemente, las más discretas y elegantes de todas las probadas, además de ser cómodas y ligeras (sólo 35 gramos). El modelo incluido se alimenta con una pila de botón, pero de forma opcional se pueden comprar las gafas SSG-3700CR (diseñadas por el fabricante de gafas Silhouette), que se alimentan con una batería recargable y superan a las anteriores tanto en diseño como en ligereza. Con sólo 30 gramos y todos los circuitos desplazados a la parte posterior de las patillas, estas gafas tienen todo el aspecto de unas gafas de sol normales.

Otro de los aspectos donde destaca Samsung es en la interacción con otros dispositivos. Mediante la aplicación Second TV se puede convertir un smartphone o un tablet en un mando a distancia, con teclado QWERTY. Pero, además, también se puede ver el contenido del televisor en la pantalla del smartphone, permitiendo ver el mismo canal u otro distinto.

Si conectamos un disco USB lo suficientemente rápido (la mayoría de las memorias no lo son) podremos utilizarlo para grabar cualquier programa y para hacer timeshift. Puede ser una buena idea adquirir una memoria USB rápida y de suficiente capacidad, y dejarla conectada de forma permanente, mejorando así las funciones del televisor y convirtiéndolo en un grabador. En el otro puerto USB podremos conectar otros discos (en este caso sin tantas restricciones por su velocidad) para reproducir sus contenidos multimedia, admitiendo casi cualquiera de los formatos con los que hemos probado.

Por último tenemos que mencionar una peculiar manera de colocar la ranura Common Interface para los módulos de canales de pago. El televisor no la lleva integrada de serie, sino que hay que añadir un módulo que se entrega junto con él y se acopla en la parte posterior, junto al resto de conectores. En nuestra unidad de pruebas no disponíamos de esa conexión, por lo que no se ve en la foto de los conectores, pero según nos confirma Samsung los modelos finales sí la tendrán.

www.samsung.es

Lo mejor: Los mejores servicios online

Lo peor: Los vídeos Flash no se reproducen bien

Calificación: 9,2

Sony Bravia EX

Sony ha optado por vender sus televisores Bravia de la serie EX sin incluir las gafas necesarias para ver en 3D, aunque el televisor incorpora todo lo necesario, de modo que bastará con adquirir la cantidad de gafas que necesitemos, al precio de 100 euros cada una, para estar listos para disfrutar la experiencia tridimensional.

Sin embargo, el sistema de Sony es ligeramente diferente al empleado por otros fabricantes y hace algo más complicado "disfrutar" de esta experiencia. En primer lugar, su menor frecuencia de refresco hace que se aprecie un ligero parpadeo que en otros televisores no se nota. Por otra parte, para que las gafas (las más pesadas de esta comparativa) funcionen correctamente deberemos mantener la verticalidad casi perfecta. En cuanto giremos la cabeza apenas unos grados se empezará a perder el efecto 3D y veremos doble imagen (vemos las imágenes de ambos ojos con cada uno de ellos), hasta que llega un punto en que las gafas pueden llegar a perder el sincronismo y tiñen la pantalla de magenta. El resto de los fabricantes permiten un mayor margen de giro, aunque dejan completamente negra la imagen cuando llegamos a los 90º.

Sony Bravia integra los servicios Bravia Internet Video, para acceder al contenido de algunas de las principales cadenas de televisión españolas (Antena 3, La Sexta y TV3) y extranjeras, aunque Sony ya ha anunciado que se ampliarán este año con nuevas incorporaciones. Además, también ofrece acceso a Qriocity, el portal de alquiler de contenidos con el que Sony pretende plantar cara al iTunes de Apple. La plataforma ofrece películas en streaming con alquileres que dependen de la calidad y la novedad, pero también ofrece música, disponiendo de un catálogo de más de seis millones de canciones. Además Qriocity ampliará su catálogo en el futuro con otros contenidos, como juegos y películas 3D. Aparte del acceso a contenidos de vídeo de diferentes portales (YouTube no podía faltar), Sony no ofrece ningún otro tipo de aplicación, aunque sí cuenta con un navegador que soporta varias ventanas y ofrece soporte limitado de flash, no permitiendo ver vídeos en este formato.

De forma opcional, en algunos modelos que son compatibles con Skype se puede adquirir una webcam específica para dotar al televisor de la función de videollamadas.

La conexión de un disco USB de entre 32 GB y 2 TB nos permitirá activar la grabación de contenidos, mientras que cualquier tipo de disco puede almacenar fotos, vídeos y música para reproducirlos. En este sentido, el Sony Bravia tiene muchas limitaciones, pues sólo fue capaz de reconocer los archivos DivX y MPEG (1 y 2). Además, también nos limita la reproducción de fotos, no soportando aquellas de más de 4,5 megapíxeles, aproximadamente, ni las que estén en blanco y negro, aunque sean de menor tamaño.

Una de las novedades de los nuevos Bravia es que Sony ha rediseñado su interfaz para colocar la XrossMediaBar por debajo de una ventana en la que se puede seguir viendo la programación sin interferencias. Además, admiten el control desde un smartphone Android o iPhone mediante aplicaciones de descarga gratuita.

En cuanto al sonido, es excelente siempre que no subamos demasiado el volumen, pues al hacerlo empieza a perder graves para distorsionar si seguimos subiendo.

www.sony.es

Lo mejor: El TV 3D más barato

Lo peor: Imprescindible usar las gafas en vertical

Calificación: 7,3

Toshiba Regza WL768

Los televisores Regza WL768 son la apuesta de Toshiba por la tecnología 3D en gran formato, que se implementa con un sistema de gafas de obturador activo. Toshiba trabaja en televisores 3D sin gafas, de los que ya comercializa algún modelo en Japón, pero por el momento sólo están disponibles en formatos más pequeños y tienen una limitación importante: sólo se aprecia el 3D desde 9 puntos predefinidos.

Mientras perfecciona esta tecnología nos deberemos "conformar" con el televisor que ahora analizamos, con el que las gafas funcionan excelentemente, manteniendo la sincronización y el efecto 3D, desde prácticamente cualquier lugar del salón donde nos pongamos.

Las gafas se alimentan con una pila de botón con la que pueden funcionar 75 horas. Para los que usamos gafas de corrección resultan bastante incómodas en la nariz, pero usando sólo las gafas 3D la molestia desaparece.

La pantalla de Toshiba tiene menos de tres centímetros de grosor y está preparada para poder montarla completamente pegada a la pared, pues ubica todas sus conexiones lateralmente, de forma similar al televisor de Samsung, pero con la ventaja de que en el Toshiba sí se podría acceder a los USB; con dificultad, pero se podría.

Estos puertos USB podemos usarlos para reproducir contenido (fotos, vídeo y música en el USB 1 y sólo fotos en el USB 2), pero el televisor no es capaz de identificar y reproducir correctamente las imágenes 3D suministradas así. En cambio si las reproduce si el origen 3D es un reproductor conectado mediante uno de sus cuatro puertos HDMI.

El Regza tiene conexión a la red, tanto por cable, como de forma inalámbrica, pero sus posibilidades son mucho más limitadas que las de los demás televisores probados. Como todos, permite la reproducción de contenidos mediante DLNA, cuenta con un acceso a YouTube y es compatible con los vídeos bajo demanda DivX VOD. Pero aquí acaban sus accesos a la Red. Ni widgets, ni noticias, ni televisión a la carta...

En cuanto al reproductor multimedia, resulta algo lento al gestionar la visualización de fotos de alta resolución, e incluso no pudo leer un fichero con un peso cercano a los 10 MB. Con vídeos el resultado es bueno, y pudo reproducir casi todo lo que probamos. Un detalle muy útil es que, junto a la lista de nombres de ficheros, muestra una presisualización del vídeo que tengamos seleccionado, lo que ayuda a verificar de cual se trata, si los nombres no son suficientemente descriptivos.

Por último, tenemos que mencionar que el televisor dispone de un interruptor de apagado completo, que nos permite eliminar consumos residuales del modo standby que, a la larga, no harían más que aumentar la factura de la luz y contribuir a aumentar el gasto energético y la contaminación.

www.toshiba.es

Lo mejor: Puede con casi todos los formatos de vídeo

Lo peor: Casi sin servicios online

Calificación: 7,2

Tabla de características y rendimientos

  LG Panasonic Philips Samsung Sony Toshiba

  LX9500 Viera Serie Serie Bravia ex Regza

VT20 9000 8000 WL768

------------------------------------------------------------------------------------------

Precio 46" con 2 gafas 2.999 2.299 2.548 2.259 1.700 2.299

Tecnología TFT Plasma TFT TFT TFT TFT

Retroiluminación LED - LED LED LED LED

traseros traseros traseros traseros traseros

Frecuencia (Hz) 400 600 400 200 100 200

Superficie Brillante Mate Mate Brillante Mate Brillante

Sintonizador TDT TDT, TDT TDT, TDT TDT,

Satélite Satélite Satélite

Timeshift No a USB (*) No a USB (*) No No

Grabación No a USB (*) No a USB (*) a USB (*) No

Multiventana No Sí No Sí Sí No

Control desde Smartphone No No No Sí Sí No

3D -> 2D No Si Si No No No

2D -> 3D No No No Si Si No

Gafas Activas Incluidas 2 2 0 1 0 1

Precio gafas adicionales (€) 150 129 99 159,9 100 100

(SSG-

3700CR)

Batería Recar- Botón Botón Recar- Botón Botón

gable gable

Duración (horas) 40 75 - - 100 75

Peso (g) 41 63 60 27 77 60,9

Conexiones Video compuesto 1 1 0 0 0 1

V. componentes 1 1 1 1 1 1

Euroconector 1 2 2 2 1 1

HDMI 4 4 4 4 4 4

USB 2 2 2 3 2 2

Auriculares 1 1 1 1 1 0

Salida audio digital Óptica Óptica Coaxial Óptica Óptica Óptica

Wi-Fi Opcional Opcional Sí Sí Opcional Sí

Lector tarjetas memoria No SD SD No No No

Internet Juegos Sí No Sí Sí No No

Acceso a webs populares Sí Sí Sí Sí De vídeo YouTube

Noticias Sí Sí Sí Sí No No

El tiempo Sí Sí Sí Sí No No

TV en streaming Muy Muy Muy No Limitado No

limitado limitado limitado

Radio en streaming Sí No Sí No No No

Videoclub Viewster Sólo Sólo Samsung Qriocity DivX VOD

trailers trailers Movies

Skype No Sí No Sí Opcional No

Twitter Sí Sí Sí Sí No No

Facebook Sí No No Sí No No

Google Talk No No No Sí No No

Navegador No No Sí, Flash Flash No

sin Flash limitado limitado

*) Consultar texto. Características comunes: sujeción con peana incluida o a la pared, guía de programación, entrada VGA para ordenadores, conexión de red Ethernet, DLNA, una ranura Common Interface para módulos CAM de canales de pago.

Tamaños y precios

  LG Panasonic Philips Samsung Sony Toshiba

  LX9500 Viera Serie Serie Bravia ex Regza

VT20 9000 8000 WL768

------------------------------------------------------------------------------------------

32" 900

37" 1.000

40" 1.999 1.699 1.200 1.899

42" 1.999

46" 2.299 2.299 2.099 1.500 2.199

47" 2.999

50" 2.499

55" 3.499 2.899 2.000 3.099

65" 5.099

(1) 3D Ready. Hay que añadir 249 € del kit 3D con dos gafas.

(2) Se vende sin gafas. 100 € cada una.