Ambos planes de Compaq han nacido con vocación de complemento a la Ley 6/2000, aprobada por el gobierno el pasado año y que permite la deducción de un 10% para las entidades en la cuota íntegra del Impuesto de Sociedades por actividades como la compra de equipos informáticos, desarrollo de páginas web y comercio electrónico. El Plan de Ahorro de Compaq para la PYME ha sido diseñado para que las pequeñas y medianas empresas puedan disfrutar de una serie de valores añadidos en la compra de productos y servicios. Incluye la puesta en marcha de una serie de seminarios a lo largo de todo el territorio español para informar sobre los beneficios fiscales, dirigidos tanto al canal de distribución como a las PYMES; Realización de acuerdos con socios de negocio, entre los que se encuentran 200 distribuidores PYME y socios tecnológicos diversos; y servicios de asesoramiento para consultas y soporte técnico.

Tecnología para los empleados

Según reza el artículo cuarto de la Ley 6/2000, se obtendrán deducciones de los gastos en formación de personal en el uso de las nuevas tecnologías, incluso fuera del lugar y horario de trabajo. Estas deducciones pueden suponer para las empresas obtener una cantidad de ahorro que puede llegar hasta el 45 %. En base a estas deducciones, Compaq ha diseñado su plan Tecnología Llave en Mano, que pretende proporcionar a los empleados que lo deseen un ordenador con las últimas novedades en el campo multimedia. El plan incluye la instalación de software adicional a la medida de la empresa; personalización de cuentas para cada empleado; entrega a domicilio de los equipos y un call center a disposición del empleado para solventar cualquier tipo de duda que éste pudiera tener. Para este plan se ha pensado en la gama Presario, en sus versiones portátil y de sobremesa.

La inversión que Compaq efectuará para promocionar ambos planes será de doscientos millones a lo largo de los próximos dos meses.

www.compaq.es