La tendencia mostrada en Comdex (Las Vegas) fue la de reducir el tamaño de las unidades de almacenamiento y servidores a la vez que se las dotada de mayor capacidad. Hitachi, por ejemplo, expuso la serie DK32EJ de discos duros de 3,5 pulgadas con capacidades de entre 36,9 GB y 147,8 GB. Estos dispositivos duplican la capacidad de los presentados hace un año por la compañía y pueden transferir datos a una velocidad de 66 Mbps. Otra novedad que Hitachi llevó a Comdex Fall fueron sus discos duros de 2,5 pulgadas, gama DK23DA, que proporcionan una capacidad de entre 10 y 40 GB, y están especialmente diseñados para utilizarse en ordenadores portátiles u otros dispositivos móviles.

En lo que se refiere a servidores, la compañía Tatung Science and Technology lanzó su primer “blade server”, TUD 2016, que utiliza procesadores Pentium III a 700 MHz.

Por su parte, Toshiba presentó su servidor compacto Magnia Z300 que cuenta con procesadores Pentium III a 1 GHz y hasta 3 GB de memoria SDRAM.