"El jueves por la mañana, una gran compañía con presencia en el comercio electrónico y un usuario de un proveedor de servicios de Internet han sido golpeados por el virus en cuestión", ha dicho el director Co-Logic, Arjen de Landgraaf, el cual hizo correr la alerta de seguridad. De Landgraaf comentó que el Código Rojo se reactivó más tarde de lo que se esperaba, efectuando su primera acción en E-Secure. "Ha habido un total de 20 intentos en sus servidores desde las 9 y media de la mañana del jueves", ha dicho De Landgraaf. El desarrollador senior y director de cuentas de Microsoft, Richard Burte, ha comentado que la compañía, la cual puso a disposición de los usuarios un parche después del primer ataque del virus el pasado 19 de julio, ha recibido pocas llamadas sobre el virus, y piensa que "ha sido más publicidad que otra cosa".

El gusano explotó un agujero en los Information Services 4.0 y 5.0, así como parte de Windows NT y 2000.

Los administradores de sistemas y usuarios individuales tanto en Nueva Zelanda como Estados Unidos pueden haber hecho uso del parche, pero "el impacto más grande del Código Rojo será, sin ningún genero de dudas, en Asia", ha dicho Landgraaf: " en China hay muchisimas versiones piratas de Windows NT y los usuarios no podrán descargarse el parche por temor a ser encontrados".