Desde la aparición del entorno Windows, los programadores echaban en falta editores de desarrollo capaces de desempeñar todos las funciones necesarias a la hora de programar, como antiguamente se hacia desde el DOS. CodeWright pretende cubrir esa carencia con algo más que un simple editor de programación, cuya principal virtud es su grandísima capacidad de configuración, prácticamente total, a gusto del usuario, convirtiéndose, tras el requerido esfuerzo, en nuestro núcleo de desarrollo y central de comandos y acciones.

Entre sus funciones como editor, aparte de las típicas de cualquier otro, podríamos citar el uso ilimitado de los comandos deshacer y rehacer, longitud de línea y de fichero sólo limitadas por la capacidad, editor hexadecimal para ficheros binarios, uso de color en los lenguajes reconocidos para resaltar cada una de las partes de la sintaxis, soporte de comandos CUA, Brief, Epsilon, Vi y los que el programador desarrolle o pueda necesitar, y una interminable lista de características que constituyen un valor añadido al conjunto del programa.

El programa por defecto viene preparado para trabajar sobre C, principalmente en sus versiones de Borland y Microsoft, así como en ensamblador y Pascal, pero con las DLL adicionales que incorpora y tras unas mínimas configuraciones, soporta también Pal, xBase, Visual Basic y Cobol.

Sus requisitos de instalación son los mínimos para cualquier aplicación Windows, es decir, un 386 o superior y al menos 4 MB de memoria RAM disponible, ocupando un espacio en el disco duro de 2 MB si sólo instalamos los programas ejecutables o bien 6 MB si añadimos el código fuente para su posterior recompilación.

Como ya hemos mencionado anteriormente, el plato fuerte de CodeWright es su inmensa capacidad de configuración, ya que prácticamente todo se puede dejar al gusto de cada uno, eso si, según lo exquisitos que seamos, estas modificaciones nos llevaran desde un momento a una eternidad. Para ello contamos con una serie de herramientas para el desarrollo y modificación de los menús y los iconos de acciones, así como una selección de filtros para ficheros y proyectos, y sobre todo sus DLL. Estas se nos presentan, además de compiladas, en código fuente, para que por medio de nuestro propio compilador y enlazador seamos nosotros los que las adaptemos a nuestras necesidades, añadiendo o modificando el código que consideremos oportuno. Hacer notar aquí, que a diferencia de otros entornos de programación que utilizan su propio compilador de pequeña potencia para estas modificaciones, este usará para ellas nuestro compilador habitual o el que nosotros elijamos.

La gestión de proyectos y el trabajo en red son dos aspectos muy importantes en un entorno de desarrollo, y CodeWright cubre con creces los dos. Para los proyectos nos permite definir desde sus propios tipos de filtros, hasta la configuración del propio entorno de trabajo según el tipo de proyecto del que se trate.

Tanto el programa como los manuales se hallan íntegramente en Inglés. Destacar de estos últimos su separación en lo que pudríamos considerar dos partes, una enfocada al propio funcionamiento de la aplicación, con una buena claridad, y la otra es el manual de referencia del programador en el que se incluye las descripciones de todas las funciones de la API del programa, funciones que podremos usar para nuestros desarrollos y modificaciones del entorno.

Así pues, en líneas generales, podemos catalogar a CodeWright como un magnífico editor y un buen entorno de programación, que es tanto mejor como tiempo queramos dedicarle a su configuración.

FICHA TÉCNICA

Nombre: CodeWright 3.1 para Windows

Fabricante: Premia

Distribuidor: Danysoft Internacional

Pº Albacete, 73

28700 Madrid

Tel. (91) 654 62 98

Fax (91) 654 63 82

Idioma: Inglés

PVP: 34.684 pesetas

Calificación: cuatro estrellas