El eterno conflicto entre ladrones de coches y policías puede acabar pronto. Fabricantes como Clarion, Omega y Audiovox van a incluir un dispositivo anti-robos para coches con sistemas de alerta que pueden ser configurados para llamar a cualquier número en caso de robo, mandar una página web o enviar una alerta a cualquier dispositivo de mano cuando la alarma se dispara. El dispositivo, diseñado por Televoke, incluirá un chip que puede mandar información sobre la ubicación del vehículo al escritorio del PC del propietario y usar tecnología de voz para ofrecer datos actualizados sobre la ubicación del vehículo a través del teléfono. El coste del sistema se espera que ronde los 595 dólares (alrededor de 105.000 pesetas), con el servicio del primer año incluido.