La transición a la nube, la virtualización y crecimiento de la movilidad serán las tendencias más destacadas de la industria para 2011. Con el explosivo crecimiento del mercado de dispositivos móviles y aplicaciones en la nube, el panorama de la banda ancha y la movilidad ha cambiado drásticamente.

Basado en el feedback de su red de partners de canal, así como en las propias observaciones y análisis de la seguridad de red global, SonicWALL ha llevado a cabo un análisis de 2010 y establece unas predicciones en las tendencias del mercado para 2011.

La necesidad de un mayor control del ancho banda crece

El 50 por ciento del ancho de banda corporativo disponible se consume en aplicaciones y sitios web utilizados no para objetivos laborales sino personales, y este porcentaje va creciendo cada vez más.

Se predice que la gestión de ancho de banda, acceso a Internet y control de aplicaciones, serán críticos para todas las empresas durante 2011, independientemente de su tamaño. Con la proliferación de las redes sociales y el crecimiento de las aplicaciones corporativas proporcionadas a través de la nube, los administradores de red han de hacer frente al caos de aplicaciones y numerosas amenazas que afectan a la productividad de los empleados y a la seguridad de los datos corporativos.

La inteligencia, control y visualización de aplicaciones se convertirán en prioridad principal para aquellas compañías que intenten mejorar el control del ancho de banda y de las aplicaciones. Las políticas de gestión del ancho de banda deben ser capaces de hacer distinciones sofisticadas entre las aplicaciones basadas en la nube de misión crítica (por ejemplo salesforce.com), aplicaciones streaming y sensibles a la latencia (por ejemplo teleconferencias y VoIP), así como diferenciar el uso personal del profesional de las redes sociales (por ejemplo Facebook y BitTorrent). Ante este panorama, los cortafuegos necesitan ser un punto estratégico de control.

Los MSP abrazan la nube

Los analistas predicen que el uso de la nube por las pequeñas y medianas empresas empezará a surgir en 2011, con una adopción del 33 por ciento de los recursos en la nube. Además, el gasto en servicio TI en la nube crecerá más de 5 veces el índice de la industria TI en 2011.

El cloud computing fue extremadamente importante para los proveedores de soluciones TI durante 2010. Pero, a pesar del bombo que se le ha dado, la aceptación general de la industria llevará más tiempo. Así, durante 2010 se ha podido observar cómo los clientes creaban un acercamiento híbrido a la nube, pasando ciertas aplicaciones seleccionadas a la nube, al tiempo que continuaban confiando en las infraestructuras para aplicaciones de mayor confidencialidad o de latencia sensible.

En 2011 se presenta la nube como prioridad principal para los proveedores de soluciones. Estos necesitarán entender cómo enfrentarse a las realidades de la nube e incorporarlas a sus servicios. La gestión del ancho de banda, el acceso a Internet y el control de aplicaciones, solo incrementará en importancia a medida que un mayor número de aplicaciones de misión crítica se muevan a la nube.

La virtualización cambia la seguridad

Durante 2010, la virtualización fue más allá del bombo inicial a un despliegue mucho mayor. Las aplicaciones de negocio se mueven de servidores dedicados a servidores virtuales y cada vez más hacia la nube. Muchas compañías virtualizaron sus infraestructuras de TI sobre todo debido al coste. Los analistas de la industria esperan que para 2011, la base instalada de máquinas virtuales haya crecido 10 veces en tan solo 5 años.

Los negocios continuarán la virtualización de los Data Center en 2011 y cada vez más miran a la nube para servicios de aplicación virtualizados y servicios de seguridad virtualizados. Debido a esta tendencia, el mercado anticipa una demanda de seguridad mejorada de datos virtualizados. La consolidación de los servidores y dispositivos desde entornos físicos a virtuales a menudo conlleva un riesgo en la seguridad implícita y en las barreras de acceso que existían previamente entre las aplicaciones aisladas. La priorización del tráfico de aplicación sobre la arquitectura optimizada que permite políticas granulares sobre la localización del ancho de banda basado en tipo de aplicación será muy importante en este tipo de entorno virtualizado.

La movilidad conduce a la laguna de datos

A finales de 2010, 1,2 billones de personas eran capaces de llevar a cabo un comercio móvil, proporcionando un entorno ideal para la convergencia de movilidad y web. Las entregas de dispositivos móviles superarán las de los PC durante el próximo año y medio y menos de una tercera parte de las compañías tendrán una política multiplataforma. Durante el año pasado, se observó que los temas relativos a seguridad y lagunas de datos se construyeron en base a la adopción en las empresas de dispositivos como Apple iPhone e iPad, Google Android, y otras plataformas de dispositivos móviles. A medida que el mercado para dispositivos móviles continúa evolucionando y creciendo, es necesaria una aproximación independientemente de la plataforma para mantener la seguridad de los datos de red, especialmente cuando puede ser accedida desde un móvil o desde fuera del perímetro tradicional. En 2011 los proveedores de servicio necesitarán ayudar a sus clientes a llevar a cabo estrategias para implementar políticas y necesidades de seguridad más estrictas a la hora de gestionar esta diversidad de dispositivos.

Oportunidades para los proveedores de soluciones en 2011

El entrante año traerá oportunidades para los proveedores de soluciones que saquen mayor partido de estas tendencias. Los proveedores de soluciones necesitan ser competitivos, ofreciendo ahorro de costes desde arquitecturas virtuales basadas en la nube y proporcionando esfuerzos de marketing y comerciales adicionales. Haciendo foco en la visualización, control e inteligencia de aplicaciones, pueden ayudar a los clientes a gestionar el ataque de amenazas emergentes y consumo de ancho de banda por las web 2.0, las redes sociales y las aplicaciones de dispositivos móviles. Una educación temprana de los clientes en estos temas es clave para el éxito.