La compañía finlandesa Reima presentó en la pasada edición de Cebit (22-28 de marzo) “Smart Shout”, un cinturón con un microordenador (adaptador, procesador, micrófono y altavoz) integrado que, a través de GSM, permite la comunicación entre varias personas situadas en un radio no superior a diez metros sin la necesidad de marcar números en el teléfono móvil. Para ello “Smart Shout” cuenta con tres tiradores que funcionan de la siguiente forma: el usuario almacena su número de teléfono en el móvil, lo conecta al adaptador del cinturón, quedando activado el sistema. Después, acciona uno de los tiradores con lo que el procesador almacena el número de cada componente del grupo.

Para enviar un mensaje, que puede durar como máximo 40 segundos, se saca otro de los tiradores y se habla al micrófono (ajustado en el hombro). El mensaje es escuchado por los demás miembros del grupo a través de los altavoces. Si uno de ellos no recibe el mensaje, éste se reenvía automáticamente de forma inmediata.

Reima prevé introducir este cinturón inteligente en el mercado europeo el próximo otoño.