El nuevo chipset desarrollado por Intel, que funciona bajo los tres estándares de Wi-Fi 802.11 a, b y g, permitirá que un ordenador portátil pueda continuar conectado a una red LAN inalámbrica sin incorporar una actualización de hardware.

El nuevo chipset se incorporará en los portátiles basados en Centrino a lo largo de este último trimestre del año. Su precio se sitúa en unos 22,3 euros por unidad en pedidos de 10.000 unidades.

www.intel.com