El informe aboga por un modelo de crecimiento basado en la innovación para fomentar la productividad y el empleo. Según el autor del estudio, Diego Cano, profesor titular de Economía de la Universidad Autónoma de Madrid, el crecimiento de la productividad reduce los costes laborales, incrementa la competitividad de las empresas e incentiva la contratación laboral. En opinión de Cano, España debería dejar de tomar como referente a determinados países europeos y apostar por Estados Unidos, cuya productividad supera en un 20% a la europea.

El informe señala que se debe crear un entorno favorable a la innovación mediante medidas fiscales que apoyen las iniciativas innovadoras. Por otra parte, se debe fomentar la difusión de la innovación y la interacción entre empresas, universidades y centros de investigación, así como impulsar la flexibilidad en el mercado de trabajo, incrementando la participación de mano de obra femenina, prologando la vida laboral de los trabajadores y reintegrando a los desempleados.

El informe refleja que se debe desarrollar un capital humano competente en el uso y aprovechamiento de las nuevas tecnologías. Para ello, se debe actuar tanto en los primeros estadios educativos como en la educación universitaria, creando especialidades centradas en “Ciencia de los Servicios” que combinen conocimientos de gestión empresarial con capacidades tecnológicas.

El estudio “Innovación y Mercado de Trabajo” es el segundo de una serie de seis informes con los que se pretende reflexionar sobre la “innovación en la Sociedad del Conocimiento en la España actual y futura”.

www.ceprede.com