Las cámaras de Canon evolucionan rápidamente, y cuando recibimos la primera unidad de la S60, el fabricante ya había anunciado la nueva S70 con 7,1 megapíxeles. No obstante, el plus de resolución prácticamente sólo será necesario para aquellos que quieran hacer grandes ampliaciones.

La cámara es del formato y tamaño de las clásicas compactas, aunque resulta más pesada. Lo primero que destaca es que su zoom alcanza los 28 mm (equivalente en 35 mm) lo que la hace idónea para los aficionados a la fotografía de paisajes, interiores y todos aquellos que precisen un gran angular. En el lado opuesto se queda en 100 mm, si bien se puede complementar con un convertidor 2x opcional. Además, el objetivo integra dos elementos asférico.

Respecto a la S45 que probábamos en enero de 2003, se han corregido los problemas del control de zoom y desplazamiento que criticábamos, resultando ahora mucho más cómoda de manejar.

La cámara cuenta con el sistema AiAF con 9 puntos de enfoque de Canon, cuatro modos de medicion de la luz y compensación de la exposición con o sin flash.

Como es característico de la gama S, dispone de la ruleta de selección de modo que permite desde el funcionamiento automático hasta el completamente manual, incluido el enfoque, pasando por varios modos de escena predefinidos. En total, 13 modos de disparo.

Entre los ajustes posibles en modo manual llama la atención un balance de blancos “bajo el agua”. No es que la cámara sea acuática, sino que se puede adquirir un estuche opcional para sumergirla hasta 40 m. Como ya es habitual en Canon, utiliza el procesador Digic y la tecnología iSAPS. Una de sus funciones es aplicar un algoritmo de reducción de ruido cuando el tiempo de obturación es mayor de 1,3 s.

A pesar de su pequeño tamaño, cuenta con todas las posibilidades que puede requerir el fotógrafo creativo y es una cámara rápida, alcanzando las dos fotos por segundo en modo ráfagas. También dispone de un intervalómetro para hacer hasta 100 disparos espaciados entre uno y 60 minutos. Por la batería no hay que preocuparse, pues soporta hasta 240 disparos si usamos la pantalla TFT o hasta 550 si prescindimos de ella y empleamos el visor óptico.

Otra de las características más “profesionales” es la posibilidad de grabar ficheros en formato RAW o, simultáneamente en RAW y JPEG. Después se podrá tratar con el software incluido sin perder calidad. Este software, es completo e intuitivo e incluye un programa para controlar la cámara desde el PC, de modo que las fotos se grabarán directamente en el disco duro.

En cuanto a la calidad, mantiene la línea de Canon, ofreciendo excelentes resultados en cualquier situación, tanto en los modos manuales que dependen más del fotográfo como en el automático, en el que la cámara decide todos los ajustes.

Canon PowerShot S60

-------------------------------

Características:

- 5,3 megapíxeles (5 efectivos).

- CCD de 1/1,8”.

- Zoom Canon 3,6x (equivalente a 28-100 mm) f/2,5-5,3.

- Zoom total 15x.

- TFT 1,8” 118.000 píxeles.

- Obturador: 15 a 1/2.000 s.

- 50 a 400 ISO.

- Flash hasta 4,2 m a 100 ISO.

- Macro hasta 4 cm.

- Tarjeta CF tipo I y II.

- JPEG y RAW.

- Vídeo VGA.

- 114 x 56,5 x 38,8 mm / 230 g.

FABRICANTE: Canon

WEB: www.canon.es

DISTRIBUIDOR: Canon

Teléfono: 901 301 301

IDIOMA: Castellano

PVP: 601 ¤

Calificación: ***** (Producto recomendado)