(París, Francia).- Cada cinco años, el fabricante que todos conocemos por sus cámaras fotográficas, impresoras o quizá por sus antiguas fotocopiadoras, da un golpe sobre la mesa y muestra al mundo que la compañía es un gigante de la imagen en todos los sentidos y que en sus laboratorios se está cocinando ya el futuro de la imagen digital. Así, Canon no sólo está involucrada en el desarrollo de increíbles cámaras digitales con las que haremos fotos y películas en unos años, sino en la producción de tecnología aplicada a la medicina, con escáneres 3D para la retina o sistemas de rayos X más eficaces; en tecnologías para la exploración del espacio, o en investigación en aplicaciones de realidad aumentada.

Para mostrar toda esta tecnología, Canon lleva a cabo algo parecido a una feria tecnológica, en la que sus distribuidores, socios más cercanos y periodistas pueden ver lo que está preparando para los siguientes cinco años. Por supuesto, PC World ha estado en esta Canon Expo.

El futuro de las cámaras

Como era de esperar, uno de los frentes principales de investigación se encuentra en el desarrollo de las cámaras del futuro: ¿serán de fotografía?¿De vídeo? Pues parece que la respuesta es que serán cámaras todo en uno, con una potencia tal que no tendrá que preocuparse de si es vídeo o fotografía lo que quiere porque la misma cámara dará imágenes con calidad fotográfica para sus instantánea y calidad “de cine” para tus películas. Éste es uno de los conceptos principales, un equipo con un sensor CMOS que graba un impresionante ritmo de 60 fotogramas con calidad 4K: es decir, una resolución de 4.096×3.072 puntos, que es más o menos el doble de información de la que ve en el cine y casi el triple de líneas de las que ve en un Blu-ray en Full HD. Cada uno de estos fotogramas, por su calidad, es ya una fotografía con definición perfecta para ser impresa o para mostrarse en un panel de alta resolución y no tiene que preocuparse por si captó el instante adecuado porque, a 60 fotogramas por segundo, que es casi el triple que la velocidad de una película de cine, es casi seguro de que la fotografía perfecta ha sido también recogida.

De este prototipo no hay información exhaustiva ni fecha prevista de salida al mercado. Tan sólo hemos podido comprobar que Canon apuesta en su prototipo por una óptica de tipo “súper zoom” para que no tenga que cambiar de objetivo y un manejo con el mínimo de botones. Aunque éste apunta a una cámara profesional o semi-profesional, es muy probable que, a partir del concepto, pueda desarrollar una gama de cámaras para distintas necesidades y usuarios. Así, a unos cuantos pasillos de distancia, ha mostrado otros conceptos de cámara, con un aspecto también futurista y muy “al estilo Apple” que podrían ver algún día la luz.

Mira que detalles

Otro de los ámbitos más interesante de la investigación de Canon son las pantallas de visualización con calidad fotográfica. Si ha visto la pantalla retina de un iPhone 4 en la que no puedes distinguir los puntos a simple vista, ahora imagínese una pantalla con esa definición fotográfica, pero con 26 pulgadas de diagonal y mostrando imágenes con una calidad como como si estuviese viendo una fotografía con luz propia. Estas pantallas pueden mostrar por completo una imagen de 8 megapíxeles y la experiencia se hace más impresionante cuando en una de estas pantallas lo que ves es una película captura con calidad 4K: entonces, la sensación es la de tener una ventana abierta a una nueva realidad encerrada en un marco.

Por desgracia, Canon no ha declarado si piensa comercializar estas pantallas ni con qué fines, aunque lo más probable es que se usen primero en ámbitos específicos como la medicina, la ciencia, ingeniería o, incluso, para fotógrafos profesionales, antes de llegar a nuestros dispositivos de uso común, como PC o TV. En cualquier caso, está claro que el futuro de las pantallas va en esta dirección y que más tarde o más temprano dejemos de ver puntos para ver imágenes con la calidad de una fotografía impresa.

Cámaras para el futuro, para la oscuridad y para el espacio

Otros de los impresionantes prototipos que se han podido ver han sido tres tipos de cámaras, basadas en sensores CMOS con tres usos bien distintos. El más impresionante es quizá el sensor de 120 megapíxeles con tamaño APS (el mismo tamaño que puedes encontrar en una cámara compacta o réflex de gama media) y que es capaz de tomar imágenes con un detalle como nunca había visto. La zona de demostración de este sensor se exhibía una doble pantalla en la que uno de los paneles mostraba una imagen de una casa, en la que se podían extraer detalles a primera vista escondidos con sólo recortar y ampliar una de las zonas, al estilo de lo que vemos en series de televisión como CSI.

Otro es uno de tipo CMOS dotado de 6 filtros de color, en lugar de los tres habituales, capaz de extraer la información de frecuencias de luz que son invisibles para el ojo humano (en las zonas infrarrojas y ultravioletas) para extraer detalles nunca vistos en las imágenes. Las aplicaciones son muy diversas y pueden ir desde la investigación y restauración de obras de arte hasta el ámbito científico. En este terreno, el de la ciencia, se especializa otra de las novedades, un sensor CMOS, el más grande hasta la fecha, creado para tomar imágenes casi en la oscuridad, de modo que con sólo apuntar a un cielo estrellado en medio de la noche puede tener una imagen de las estrellas que nunca conseguiría con una cámara convencional. Es poco probable que vea una cámara doméstica con un sensor así, pero en los equipos para fotografía espacial y para otras aplicaciones científicas puede marcar una nueva era.

Medicina más cerca, más fácil

El fabricante cuenta con una importante gama de productos para medicina, algunos de ellos ciertamente impresionantes. Los desarrollos van desde un sistema de rayos X (CSX), que puede llevarse de un lugar a otro fácilmente y que permite tomar imágenes instantáneas incluso en movimiento; a máquinas de escaneado ocular 3D, que permitirán captar imágenes más detalladas de la retina y los vasos sanguíneos, así como mediciones más exactas para el diagnóstico precoz.

También 3D

-----------------

Si sigue los pasos de la tecnología de imágenes y vídeo 3D se habrá preguntado cómo es posible que fabricantes como canon no hayan entrado en dicho mercado. Pues bien, en Canon Expo 2010 se ha podido ver lo mucho que Canon está investigando en dicho terreno, desde la creación de películas 3D con sistemas de doble cámara, hasta la integración de imágenes virtuales junto con imágenes reales en tres dimensiones para aplicaciones de ingeniería, medicina e, incluso, para el ocio o el arte digital. No sabemos cuáles de sus desarrollos se transformarán en productos, pero está claro que Canon no se ha olvidado de las 3 dimensiones.