Ambos modelos permiten elegir entre distintos tamaños de impresión sin márgenes y se venden con software para la conexión con los sistemas Windows y Mac, que acerca al usuario al portal Canon iMage Gateway, caracterizado por ofrecer 100 MB de espacio libre para un álbum de fotos.

Hay disponibles adaptadores para batería de coche opcionales para ambas impresoras, así como para recargar la batería de CP-330, que permite la impresión de fotografías en exteriores y es compatible con la conexión IrDA sin cables, para la impresión de imágenes JPEG captadas con teléfonos móviles con cámaras compatibles con irOBEX e IrMC.

Disponibles a partir de este mes de mayo, el precio de las impresoras, IVA incluido, es de 191 euros para la CP 220 y 267 euros para la CP 220.

www.canon.es