El auge de la fotografía digital está propiciando la aparición de impresoras con pantalla LCD y lector de tarjetas de memoria como la i950D.

La máxima calidad a la que es capaz de dar salida a las imágenes se sitúa en 4.800 x 1.200 ppp, una cifra suficiente para obtener unas impresiones excelentes en papel fotográfico. Esto se consigue haciendo uso de la tecnología MicroFine Droplet Technology, con unas gotas de dos picolitros, que permite una impresión más nítida y sitúa las gotas de tinta más correctamente durante la impresión.

La pantalla TFT en color dispone de unos menús bastante sencillos que permiten ajustar el modo de impresión en apenas un par de pasos. Se maneja gracias a un panel de control situado en la parte inmediatamente inferior que, además de varios botones de manejo, ofrece una especie de pad de control que permite seleccionar diferentes imágenes, hacer composiciones con ellas, seleccionar tan sólo algunas partes de las imágenes, imprimir fechas, tipo de papel, etc. En definitiva, permite configurar parámetros de impresión sin necesidad de hacer uso del PC. En este mismo aspecto, también dispone de un puerto USB frontal donde podremos conectar una cámara digital e imprimir directamente.

Los cartuchos de tinta -seis en total- son totalmente independientes. Los cabezales de impresión constan de 512 inyectores para el color negro y 512 inyectores más para cada color adicional. La duración (número de páginas) de estos cartuchos, dato de gran importancia cuando hablamos de impresoras de inyección, es bastante dispar: negro (512), cián (780), magenta (580), amarillo (360), cián fotográfico (410) y magenta fotográfico (260).

Respecto a los formatos de compresión compatibles, soporta DPOF para JPEG (DCF/CIFF/EXIF 2.0 o posterior/JFIF) y TIFF (compatible con Exif).

Entre los accesorios que incluye encontramos un módulo que se acopla a la parte superior de la impresora y dispensa papel fotográfico en función de nuestras necesidades, así como un adaptador que se coloca en la bandeja de salida y permite imprimir directamente sobre DVD y CD (tanto de 12 como de 8 cm). Destaca también el lector de tarjetas, que es compatible con Compact Flash I/II, SmartMedia, SD y Multimedia Card, y si lo deseamos podemos utilizarlo como lector de tarjetas independiente de la impresora, ya que Win­dows montará en nuestro equipo una unidad de disco extraíble que podremos usar sin ninguna dificultad.

El controlador de la impresora es bastante intuitivo y a su vez permite configurar la impresión de manera óptima de forma sencilla, incluyendo a doble cara, a sangre, etc. Pero además la i950D se acompaña de un nutrido grupo de aplicaciones complementarias, entre las que destacamos ZoomBrowser EX 4.5/PhotoRecord 2.0 (organiza, importa, exporta e imprime nuestras imágenes), Easy-PhotoPrint 2.0 (para imprimir en alta calidad imágenes procedentes de una cámara digital), Easy-WebPrint 2.0 (barra adicional para el navegador que ajusta, entre otras cosas, el tamaño de la impresión de las páginas web) y CD-LabelPrint 1.0 (imprimir imágenes o texto en un CD/DVD). También dispone de una herramienta denominada Easy-PrintToolBox que facilita el acceso a las aplicaciones de tratamiento de imágenes.

La impresora ofrece unos rendimientos bastante elevados, no tanto en lo referente a velocidad, sino a calidad de impresión. Además, sus interesantes extras de impresión directa y lectura de tarjetas de memoria la convierten en una impresora apta para los aficionados a la fotografía digital que no quieran complicarse la vida a la hora de dar salida a sus instantáneas.

Características

----------------------

Tecnología Inyección

Resolución máxima 4.800 x 1.200 ppp

Velocidad Máx. Color 7 ppm

Velocidad Máx. B/N 8 ppm

Memoria (Buffer) 248 kB

Tamaño máximo A4

Pantalla LCD Sí

Panel frontal Sí

Lector de tarjetas CF I/II, SMC, SD y MMC

Impresión directa Sí

Canon i950D

-----------------

FABRICANTE: Canon

WEB: www.canon.es

DISTRIBUIDOR: Canon España

TEL: 901 301 301

IDIOMA: Castellano

PVP: 349,28 ¤

Calificación: ****