Caja de Madrid ha puesto en el mercado su nueva tarjeta VISA-CASH, conocida como "tarjeta monedero", pensada como sustituto del dinero en efectivo: permite afrontar compras de pequeño importe, asaí como realizar llamadas en cabinas telefónicas. El lanzamiento de la tarjeta se ha empezado a realizar a través de una experiencia piloto en la localidad madrileña de Majadahonda, aunque a lo largo del año se extenderá a otros ámbitos geográficos. La inversión inicial se acerca a los 100 millones de pesetas.

Tal y como se expuso en la presentación del producto, para operar con la tarjeta VISA-CASH se debe cargar con dinero de la cuenta (hasta un máximo de 25.000 pesetas para monedero general y 5.000 pesetas para monedero telefónico), a través de un chip electrónico incorporado a la propia tarjeta. Esta operación se puede realizar en cualquier cajero automático que posea el distintivo VISA-CASH. La cantidad de dinero contenido en el chip disminuirá a medida que se vayan realizando los diferentes pagos, pudiéndose recargar cuantas veces se quiera. Con esta experiencia inicial se podrán realizar pagos en más de 200 establecimientos de Majadahonda (quioscos, máquinas expendedoras, bares, cines, alimentación, estancos, loterías, etc.), además de las cabinas telefónicas.