La compañía CacheFlow, dedicada al desarrollo y comercialización de dispositivos de seguridad, ha cambiado su denominación por Blue Coat Systems. Manteniendo las mismas áreas de actividad -caching, proxy inverso, streaming y content delivery networks-, la firma centra ahora su estrategia en la seguridad web corporativa.

La nueva denominación de CacheFlow hace referencia a su principal área de actividad, la seguridad, donde continuará centrando sus desarrollos, aunque ahora más orientados a "securizar" los entornos web corporativos. Según Alberto Arbizu, director territorial de la compañía en España y Portugal, "queremos ser los guardianes del puerto 80, protegiendo todos los accesos con nuevos dispositivos dedicados". Los dispositivos que comercializa Blue Coat se caracterizan por estar integrados de hardware y software. Bajo la denominación SG (Security Gateway), ofrecen escaneo de virus, filtrado de contenidos, gestión del ancho de banda e identificación única (single sign-on). En concreto, la gama SG800 está orientada a compañías con más de 100 usuarios concurrentes, "y cuyo ancho de banda no exceda los 512 kbps", según explica Arbizu. El precio de estos dispositivos parte de los 6.000 euros en su configuración básica, "que puede ir aumentando en función de las necesidades de la empresa.

www.bluecoat.com