La compañía lanzará próximamente el chipset 925XE, una versión del reciente 925X que contará con un bus frontal de 1066 MHz. Los actuales Pentium 4 utilizan un bus de 800 MHz para conectar el procesador con la memoria, siendo una importante parte del sistema para determinar el rendimiento general del chipset.

Asimismo, Intel lanzará próximamente una versión del Pentium 4 Extreme Edition a 3,46 GHz que soportará el bus de 1066 MHz en un futuro próximo. Este procesador, según Intel, contará con una caché L3 de 2 MB.

En los últimos años, Intel optaba por incrementar la velocidad de reloj de sus procesadores como método para aumentar su rendimiento. Sin embargo, desde hace un año la compañía ha utilizado otros sistemas como el hyperthreading, la memoria caché y el proceso de fabricación con 90 nanómetros, en lugar de fundamentar el incremento de prestaciones de sus chips en la velocidad de reloj.

Intel se ha comprometido a lanzar un Pentium 4 a 4 GHz para la primera mitad de 2005 con el fin de aprovechar ese aumento del bus frontal, ya que con un bus más grande, la velocidad de reloj del procesador también puede incrementarse proporcionalmente y sacar partido de esas prestaciones. Según expertos consultados por Intel, cuando la velocidad de reloj del procesador sobrepasa en cuatro o cinco veces la velocidad del bus frontal, éste se ve incapaz de alimentar de datos los altos ciclos de reloj.

www.intel.com